jueves, 8 de noviembre de 2018

El sendero del Pantano (1): Homenaje a Juan Galiano Sánchez

Pocas veces he visto que antes de inaugurar algo ya esté siendo usado de forma masiva por los ciudadanos. He ido tres veces, aunque ninguna lo he hecho completo y el sendero del pantano como le llama la gente se hace en procesión en cualquier momento de la mañana. Mientras los obreros están restaurando la fábrica de la luz justo debajo de la presa, o hacen trabajos verticales de limpieza de la pared un montón de gente observa como va la cosa. Algunos hasta poniéndose en riesgo en especial cuando la observación se hace desde arriba mismo de la presa. Incluso hay descerebrados que saltan con la moto a cuestas los tubos del Taibilla para incorporarse al sendero pese a que no está pensado para ellos. Diré más pues en algunos puntos ya han tenido que reparar los desperfectos provocados por el paso de las motocicletas.  Y no es algo menor pues tienen que pasar cinco años en funcionamiento para que el sendero quede homologado como tal, así que no vendría mal un poco de cabeza por parte de todos y de vigilancia por parte de los funcionarios municipales competentes.

Así que el éxito es tan grande que la plaga también se anticipa a la inauguración de esta infraestructura viaria. Por ello, aunque me recomendaron que esperara (a la inauguración) para hablar de las bondades del itinerario voy a anticiparme también mediante una crónica pausada de algunos detalles que iré desgranando aquí continuando así las entradas del blog dedicadas a los parajes por los que transita con algunas novedades de interés.
Y no son pocas, aquí va una selección. Se accede a las entradas pulsando sobre el título:

Picudo en el Molino de los Magros

El ingeniero Próspero Lafarga y Elche (4): La caseta y Presa de Pavía.

El Pantano (2): Información digital

EL PANTANO (y más) DESPROTEGIDO

El itinerario de Cavanilles (3): Excursión al Pantano de Elche


Antes de nada y como pórtico obligado es reconocer que la autoría del itinerario se debe en esencia a Juan Galiano Sánchez y José Arabid Salieto autores del libro "Por los senderos de la memoria" publicado en 2004, una narración apasionada de los hitos significativos del trayecto que va desde el Molino del Real hasta el Pantano (y más allá pues conecta con el paraje de los Algezares) por el interior del cauce, visitados con 40 años de diferencia lo que da pie a una crónica no menos apasionada de la degradación de esos elementos cuyos restos ahora se pretende conservar y mostrar para ilicitanos y visitantes. Y digo restos porque algunos como la cova del tío Sento el Nap o el Molino de los Magros se han perdido para siempre.

Conocí a Juan Galiano primero en las aventuras asamblearias del calzado como delegado de la empresa en la que trabajaba y después como cliente asiduo de las bibliotecas en las que trabajé, con quien pegaba la hebra cada vez que nos veíamos. Yo desconocía su obra, pese a que en alguna ocasión la mencionó hasta que hace solo unos días Adolfo Quiles me dejó el ejemplar que estamos comentando. Juan Galiano también tiene otro libro, publicado en 2007 bajo el título Desde la balona. Un resumen de su contenido puede leerse en la entrada correspondiente del blog Sendas y Leyendas.
Pero es que además fue colaborador asiduo del Museo Escolar Agrícola de Pusol, en cuya revista El Setiet publicó algunas notas y artículos de interés local. También hay que decir que fué uno de los socios fundadores de la Unión Excursionista de Elche y que frecuentaba las sierras del Norte del término desde su juventud con Paco Jaén, José Arabid y otros pantaneros. Su obra, su propuesta, es fruto del conocimiento cabal, de haber pateado durante mucho tiempo los parajes que después trasladó a sus libros. Por todo ello me permito recomendar, antes de su inauguración, que el sendero se conozca con el nombre Sendero Juan Galiano.

1 comentario:

  1. Estimado Gaspar, estoy absolutamente de acuerdo contigo en todo lo que afirmas. Como sabes, yo también tengo mucho aprecio por este anhelado asunto de la protección y puesta en valor del entorno del Pantano de Elche, y varios parajes de interés inmediatos a él. También he insistido mucho porque desde pequeño me llevaron en repetidas ocasiones a disfrutar y conocer todo aquello, en las excursiones escolares organizadas desde mi colegio Ferrández Cruz cuando aún existía el merendero de ITUSA que tantos hemos disfrutado. De ahí el cariño al entorno, que posteriormente continué con algún compañero, en la época en que se pusieron de moda las mountain-bike, por caminos habituales de tráfico rodado que rodean esta zona. Efectivamente, ya era hora que se realizara esta adecuación, pues parece mentira que se hayan consentido tantos años de abandono mientras por ejemplo muchos excursionistas nos íbamos a visitar el Pantano de Tibi. Pero bueno, más vale tarde que nunca. Quizás algún día suceda algo parecido con la divulgación del patrimonio arbóreo monumental de nuestro término municipal, donde también nos llevan ventaja muchos otros municipios. Espero no tener que morirme para verlo realizado. Me parece muy justa tu propuesta de bautizar el sendero con el nombre de "JUAN GALIANO", puesto que fue admirable su esfuerzo altruista por divulgar los evidentes valores culturales de todo tipo, y a la vez muy desconocidos para las nuevas generaciones, que atesora aquel entorno. También he visto luchar mucho reclamando su protección a ti, por supuesto al también admirable Vicente Arabid organizando incluso campañas publicitarias con calendarios fotográficos del entorno patrocinados por empresarios locales a los cuales he visto personalmente pedirles su colaboración con el tiempo y esfuerzo impagable que ello supone, así como también a Adolfo Quiles y muchos miembros del colectivo ecologista Margallò, o a nuevos impulsores de esta cuestión como Adán Agulló Sánchez que tiene varias publicaciones sobre senderos, y por supuesto al infatigable esfuerzo muy digno de reconocer por parte del también ilicitano José Joaquín Belda, sin olvidar jamás a otras personas no menos importantes en esta cuestión pues sin las cuales por su responsabilidad que desempeñan en la función pública y su gran sensibilidad hacia el patrimonio local jamás se hubiera logrado crear este sendero como es Gregorio Alemañ, etc. Espero como tú bien dices, y es muy importante, que desde ahora mismo se coloquen carteles advirtiendo de sanciones para quienes circulen en moto por este sendero, e incluso si es posible se coloquen obstáculos en lugares estratégicos para ello, además de que al menos los fines de semana sea frecuente la presencia de agentes de la autoridad con competencias para sancionarles (colaborando alternativamente tanto la policía local, como la autonómica, SEPRONA, y el/los Agentes medioambientales de la Consellería con competencias en la/s demarcaciones forestales administrativas que estén aquí incluidas a lo largo de todo el recorrido). Gracias también a ti. Un abrazo

    ResponderEliminar