domingo, 15 de enero de 2023

Una linda planta invasora: Oxalis



En cuanto llueve lo más mínimo un manto de verde intenso cubre en otoño lo que antes fueron bancales de cultivo del palmeral histórico de Elche, hoy dejados de la mano de Dios por un cumulo de causas que no voy a enumerar pero para mi, a la falta de interés de la Corporación municipal y de otras administraciones públicas se añaden factores estructurales como la escasa o nula rentabilidad de la agricultura, un factor que estimo esencial para explicar el abandono de la superficie que ocupan los huertos públicos de la ciudad que se ven invadidos desde hace muchos años por el denso manto de agril, vinagrera o agrets en valenciano, que es como se conoce por aquí a la oxalis pes-caprae que llega a generar paisajes hermosos de un verde intenso salpicado por las abundantes y bonitas flores amarillas que produce. Sin embargo se trata de una de las plantas invasoras más temida por su rápida propagación y por las dificultades para controlarla. Ese manto verde impide la regeneración de otras hierbas y de cualquier cultivo herbáceo en los suelos que ocupa. En el Atlas de Plantas alóctonas invasora en España del Ministerio para la Transición Ecológica, p. 234-235, que reproducimos más abajo se ofrece información suficiente para valorar la conveniencia de intervenir o dejar que el ciclo de propagación siga su curso. En cualquier caso es posible que la roturación continuada de los huertos de palmeras invadidos por la oxalis sea una forma de evitar o frenar su propagación. Con ello nos vemos privados de un bonito paisaje pero parece demostrado que allí donde proliferan, las hierbas autóctonas no sobreviven, con el agravante de su toxicidad (moderada) por lo que la fauna suele evitar su consumo, así que no existen en la naturaleza procedimientos que ayuden a mitigar su expansión. 

Ficha de la planta, en https://www.miteco.gob.es/es/biodiversidad/temas/conservacion-de-especies/oxalispes-caprael_tcm30-439711.pdf