miércoles, 21 de septiembre de 2022

Elche y la revista ARQUITECTURA nº 105 (FINAL)

 


Recién publicadas dos de las entradas dedicadas a nuestra ciudad en el número 105 de la revista:

Toca ahora reproducir, de forma simplificada los dos restantes, mediante el procedimiento de pasar a formato imágen (jpeg) las dos breves notas, pues en el original impreso solo ocupan una página. Ambas están dedicadas al Misterio de Elche y de ellas destacaría la entidad de los autores, dos auténticos pesos pesados de la ideología franquista. El primero, Fray Justo Pérez de Urbel dominico medievalista, fue catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Madrid, primer abad del Monasterio de los Caidos, Procurador en las cortes franquistas y Consejero Nacional. Ejerció de censor y participó en el diseño del Servicio Social de la Mujer de la Sección Femenina, imitación del Servicio Militar masculino. Como anécdota interesante, citar la amistad del Presidente de la República en el exilio Claudio Sánchez Albornoz (autor, por lo demás de España, un enigma histórico, una obra fundamental de nuestra historiografía) y de Rafael Alberti.

Juan de Conteras y López de Ayala, IX Marqués de Lozoya, fue elegido Diputado por la CEDA en 1933 y después Procurador en las Cortes Franquistas y presidente de numerosas instituciones culturales. De su obra escrita destacar la Historia del Arte hispánico en 5 vols. y una Historia de España en 6 vols. 


Cambiando en el contenido del anecdotario, siempre me ha parecido significativo que, pese a la antigüedad y el predicamento que tuvo la leyenda de la ascensión a los cielos de la Virgen, no fue hasta bien entrado el siglo XX que se declaró dogma de fe, concretamente el 1 de noviembre de 1950, fecha en que Pío XII en la Constitución  “Munificentissimus Deus “ declaró  “Que la Inmaculada Madre De Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrestre, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial”.