sábado, 24 de julio de 2021

Mercados de Elche: Entrevista en La Glorieta

 


Lo primero agradecer a Rosmari Alonso la oportunidad de poder expresar mi opinión ante los medios de comunicación en lo que se está diseñando como un auténtico affaire.

El origen de la entrevista se debe al comunicado emitido por quien esto suscribe y Juan Pascual, representante de CCOO en Salvem el Mercat en respuesta a lo publicado en diversos medios en los que solo aparecía la posición de una de las dos posturas que se expusieron en la reunión virtual de la Plataforma, en cursiva:


Sobre el artículo publicado en distintos medios de comunicación como declaración de la  Plataforma Salvem el Mercat, y dado la confusión que puede generar vemos oportuno hacer algunas puntualizaciones sobre el mismo.


Desde su creación, en Salvem se ha buscado el consenso para hacer declaraciones públicas, dada su composición heterogénea. Como mal menor en ausencia de consenso se ha dejado claro públicamente que organizaciones suscriben los escritos y cuáles no. 

En este caso no se ha dicho que CCOO, MARGALLO y COMPROMÍS no han suscrito el escrito difundido estos días.


Creemos que el objetivo principal que era que el edificio del Mercat Central volviera a ser propiedad municipal, es decir de toda la población, se ha conseguido y que pese al despropósito que supuso construir el mercado provisional en mitad de la ladera del río, hoy por hoy no vemos mejor alternativa que consolidarlo. Según el PGOU se debe ampliar en otro lugar la zona verde ocupada por este edificio. En consecuencia, derribarlo ahora puede ser otro despropósito. 


Por el contrario vemos coherente el escrito de Salvem el mercat dirigido al Alcalde con fecha 16 de este mes, - escrito que si hemos firmado - en la que se hacen tres preguntas al Ayuntamiento, alrededor de las bases del concurso público y la conservación-rehabilitación del Edificio, para ver su utilidad en diversas opciones que puedan salir del concurso de ideas. 


No se puede olvidar que la peatonalización de la corredora y la Plaza de Baix y la próxima peatonalización de la Vila Murada impone serias limitaciones al uso tradicional del viejo Mercado Central, un edificio que convenientemente tratado puede suponer un paso importante en la recuperación del centro histórico, para que tome la relevancia que merece.


Elche, 19 de Julio 2021.


-- Gaspar Agulló, representante de El Margalló en Salvem el Mercat.

-- Juan Pascual, representante de CCOO en Salvem el Mercat


En la entrevista, aparte de algún lapsus mío en el que pretendía decir que el espacio tradicional de aparcamiento de los placeros en el viejo mercado está ahora ocupado por los baños árabes, pude aclarar algunas cuestiones, separando a mi criterio lo secundario de lo demás.

Para mi el principal problema consiste en el cambio de actitud operado en el seno de la plataforma: en otras ocasiones las diferencias se resolvieron rebajando planteamientos, llegando incluso a cambiar frases de documentos ya firmados para hacer posible el consenso y la unidad de acción. Ahora, que yo sepa sin aviso previo, se ha aplicado el criterio del voto por mayoría. Muy democrático pero dado que es una organización abierta a personas, asociaciones y otras entidades y no un partido político, un sindicato o similar, en lo sucesivo se deberá tener en cuenta si se quiere continuar como plataforma. 
He recibido al menos tres versiones del documento aprobado de la reunión de marras; en alguno  si constan las entidades y personas que firman, dejando en este caso a los medios la libertad de reproducirlo como Salvem... sin citar votos particulares ni entidades no firmantes, como se puede ver en los enlaces de más abajo, un matiz importante para respetar las opiniones de la minoría cuando algún punto se decide por votación en una plataforma, una coordinadora etc. Por ello la nota de más arriba (y la anterior entrada) tiene pleno sentido a mi criterio. En cualquier caso en lo sucesivo recomendaré al Margalló que solo se firmen acuerdos en Salvem...,  si hay unanimidad aunque su postura sea "ganadora" en un escrutinio mayoritario y que se impida además, si ello es posible, cualquier publicación como plataforma cuando no exista unidad. En ese caso la libre expresión de ideas y opiniones de las organizaciones fuera de la plataforma debe ser lo normal.


Información adicional
Comunicado de Salvem el Mercat con listado de asociaciones y entidades firmantes, en cursiva.
:

Elche, 15 de julio, 2021

COMUNICADO


Salvem el Mercat se creó en 2013 como Plataforma aglutinadora de ciudadanos, asociaciones y partidos políticos que rechazaban el proyecto de Nuevo Mercado Central planteado por el gobierno municipal durante el periodo 2011-2015. En nuestra carta de presentación ante la opinión pública abogamos por la suspensión del pliego de condiciones y “la apertura de un concurso público de ideas encaminado a la rehabilitación del actual edificio”.

En un manifiesto firmado en diciembre de 2014, entre otros, por los partidos políticos integrantes de la Plataforma en aquel momento -tres de los cuales cuentan hoy con representación en la corporación municipal- se afirmaba que “nos comprometemos a devolverle la voz a la ciudadanía y llevaremos en nuestros programas electorales a las próximas elecciones municipales la retirada del proyecto actual y su sustitución por un nuevo proyecto, resultado de libre concurso, que suponga la rehabilitación del edificio del Mercat y de su entorno, entendido como centro comercial abierto de titularidad pública”.

Las actuaciones emprendidas por la Plataforma ante diversas instituciones y organismos han sido determinantes para la cancelación de un proyecto lesivo para el interés público. En este sentido, cabe destacar el informe de ICOMOS España sin el cual hoy en día contaríamos con una actuación urbanística que habría puesto a uno de nuestros Patrimonios de la Humanidad, el Misteri d´Elx, en una situación más que complicada ante la UNESCO.

Tras la ruptura del contrato con Aparcisa, estamos teniendo conocimiento a través de los medios de comunicación de noticias acerca de las actuaciones que nuestro Ayuntamiento pretende desarrollar en la zona: conversión del edificio provisional del Jardín de la Avenida de la Comunidad Valenciana en definitivo y un concurso de ideas para urbanizar las plazas del Mercado y de las Flores que deja en manos de los proponentes el futuro del edificio que, a pesar de las reiteradas peticiones, no ha sido incluido en el catálogo municipal por ninguno de los últimos gobiernos municipales.

Las asociaciones y ciudadanos que suscriben este comunicado quieren manifestar su más rotunda oposición a la pérdida de zona verde en la ladera del Vinalopó. La decisión anunciada por el equipo de Gobierno resulta incomprensible dado que el grupo mayoritario denunció en 2014 ante Fiscalía esta construcción por ilegal. Además, la Junta de Gobierno de 1 de febrero de 2019 ordenó la demolición de la terraza del mercado provisional al haberse excedido la superficie autorizada. No obstante, ahora asistimos atónitos a un intento de modificar apresuradamente el Plan General de Elche, actualmente en revisión,  para legalizar un edificio ilegal.

La consolidación del edificio del Mercado Provisional supondrá la pérdida de un jardín público utilizado durante las últimas décadas como lugar de recreo y disfrute por varias generaciones de ilicitanos

El Ayuntamiento de Elche se ha marcado como objetivo para el año 2030 la consecución de la Capitalidad Verde Europea. La pérdida de esta zona verde junto a la ladera del Vinalopó parece incompatible con el cumplimiento de uno de los 12 aspectos a evaluar por la Comisión Europea: crecimiento verde y ecoinnovación.  

Las demandas de protección y rehabilitación del edificio diseñado por Santiago Pérez Aracil han sido una constante a lo largo de estos años y no son fruto del capricho. Son diversos los informes del que fuera arquitecto inspector de Patrimonio Artístico de la Conselleria de Cultura, Santiago Varela, quien en el último de ellos, además de insistir en la protección mediante su inclusión en el Catálogo Municipal de Edificios Protegidos -pendiente de revisión desde hace más de 20 años- proponía “someter a un sereno análisis la posible recuperación y adaptación a las necesidades actuales del edifico actual del mercado de abastos”.

En reciente informe que ya se ha hecho llegar tanto al Ayuntamiento de Elche como a la Conselleria de Cultura, la comisión técnica de la Fundación DoCoMoMo Ibérico -creada para la documentación y conservación de la arquitectura y el urbanismo del movimiento moderno y constituida por escuelas universitarias de Arquitectura y Colegios de Arquitectos- concluye que el edificio reúne valores a proteger propios de la arquitectura racionalista, resulta un edificio imprescindible para comprender la historia del municipio y pide su inclusión en el catálogo y su reutilización en futuras actuaciones.

Por este motivo, queremos preguntar públicamente al equipo de Gobierno si las bases del concurso de ideas van a contemplar entre sus condiciones la conservación y rehabilitación del actual edificio como se pide en los citados informes.

Como desde 2013, vamos a seguir trabajando para conseguir la convocatoria de un concurso de ideas que contemple la rehabilitación del edificio del Mercado Central y la recuperación para la ciudad de la zona verde actualmente ocupada por el Mercado Provisional.


Suscriben este comunicado: Francisco Javier Pascual Pascual, en representación del Colectivo en Defensa del Patrimonio Ilicitano; Justo González Fuentes en representación de la Plataforma Ciudadana en Defensa del Patrimonio y Comercio Ilicitano; Mercedes Pérez, en representación de Des De Baix Attac del País Valencià; Joaquim Sansano Jaén, en representación del Institut d´Estudis Comarcals del Baix Vinalopó; José Joaquín Belda, José Antonio Pascual Pascual, Diana Forner Jiménez, José Manuel Sánchez Asencio, Fernando Durá Pomares, Jaime Sánchez, Magda Ruiz Martínez y Marga Guilló Durá; todos ellos miembros de la Plataforma Salvem El Mercat.


Lo que falta, siempre a criterio de quien esto suscribe:
No firman este comunicado:
Gaspar Agulló, en representación de El Margalló; Juan Pascual, en representación de CCOO. Y por supuesto, Compromís.
La expresión de esta diferencia, que también debería formar parte del comunicado si se adopta la solución por mayoría, se expone en la entrada anterior y en esta. Puede resumirse diciendo que El Mercado provisional es legalizable y puede estar ahí al menos mientras no se encuentre otra ubicación mejor.

Noticias en los medios de comunicación:
Información adicional:
Entrada dedicada al arrasamiento del jardín de la ladera:
Entradas dedicadas al Mercado Central:

miércoles, 14 de julio de 2021

Salvemos Salvem el mercat


En un margen escaso de tiempo me he visto abrumado por las descalificaciones personales emitidas por personas que consideraba muy próximas ideológicamente dentro de la plataforma Salvem el mercat como resultado de mi postura personal planteada por escrito en un documento que paso a reproducir aquí en su integridad. Y lo hago publico porque pese a que se remitió solo a determinadas personas por ser material preparatorio para una reunión de la plataforma como representante de El Margalló, se ha difundido todo o parte de su contenido ya que literalmente me dijeron que "te están poniendo a caldo en las redes sociales"
Vista cenital de la superficie ocupada. Google Maps

De paso diré que las descalificaciones denotan como mínimo falta de argumentos y más cosas que en parte ya se señalan en el documento. Una pena.

Aquí va en cursiva:


Notas Mercado

Fecha 10/07/2021

Dado que no hay tiempo ni margen para consultar con El Margalló o en su caso revisar la postura del grupo en relación al Mercado Central, voy a expresar mi opinión personal.

1.- El edificio y la actividad.

La plataforma ha conseguido el objetivo propuesto, que no era otro que salvaguardar el edificio y la actividad tradicional asociada. El edificio volverá a ser de titularidad municipal tras el proceso judicial Aparcisa-Ayuntamiento que se augura de largo recorrido. No obstante cualquier decisión de futuro sobre el edificio ya está en manos del Ayuntamiento.

2.- No me consta que se esté montando un procedimiento administrativo destinado a derribar el edificio. A pesar de ello cualquier uso que se de al mismo pasa por hacer profundas y costosas obras de restauración y adaptación a lo que se vaya a ejercer en su interior.  El simple hecho de acoger de nuevo la actividad anterior en todo o parte obliga a sustituir en su totalidad el techo de uralita y a importantes reformas interiores para dotar a los puestos de los elementos exigibles según la legislación: mostradores, cámaras frigoríficas, etc. 

El edificio una vez restaurado y asegurado puede ser un excelente contenedor de servicios y funciones administrativas, que pueden incluir algunos puntos de venta y restauración en la línea de los "gastromercados" presentes en otras ciudades como forma de preservar y mantener una función tradicional que está siendo absorbida por las grandes superficies comerciales.


3.- La plaza como espacio de futuro.

La suma de propuestas contempladas para acondicionar el viejo mercado puede llegar a incluir el retranqueo de la fachada en la parte recayente a los baños árabes para ofrecer un espacio diáfano suficiente a los restos encontrados, y los que supuestamente puedan aflorar durante la excavación arqueológica de las partes que permanecen sin explorar. De paso, si los resultados lo permiten, se podría prolongar el Carrer Major de la vila alineando la nueva fachada en esa parte con la calle. Si se quisiera dotar de suficiente profundidad histórica al lugar la puesta en valor de la maqbara, del refugio y del ramal de la acequia, puede afectar al edificio actual, a la plaza de las flores, etc. 


4.- El provisional y la actividad tradicional.

La decisión del Ayuntamiento de mantener el actual mercado provisional y convertirlo en un nuevo mercado central es coherente con lo dicho aquí y con todas las alegaciones que en su día se dijeron: Misteri, tráfico rodado y peatonalización.

Salvem el mercat debería estar por eso: mantener el edificio del viejo mercado central con las inevitables y profundas transformaciones a hacer para su puesta en valor.

Nada nos autoriza a hacer una valoración política negativa de la transformación del provisional en el nuevo mercado.

Si alguien quiere formar otra plataforma o redirigir la actividad de la actual hacia las supuestas ilegalidades en torno al mercado provisional que lo diga. En su día propuse disolverla precisamente para evitar que el buen nombre y el historial de la misma no fuera usado a conveniencia. Ello no supone abandonar una actitud vigilante. Si hay que volver, con ese u otro nombre pues lo hacemos.

  • Montarlo en mitad de una zona verde fue un despropósito. 

  • Derribarlo ahora puede ser otro. 

  • Aprovechar lo que hay puede ser razonable.

  • Bastan algunas decisiones administrativas acompañadas de algunas reformas para que se cumplan los requisitos establecidos en el PGOU.

El mercado provisional en perspectiva. Alicante Vivo


Hasta aquí las notas. Tenían carácter interno y provisional para dejar claro lo que pienso en previsión de que no pudiera conectarme a la reunión virtual planteada, por limitaciones en la cobertura. De hecho solo pude asistir a parte de la reunión.

El escrito señala de forma muy sucinta (pues daba por supuesto que se conocían) la existencia de argumentos que en su día se usaron contra el proyecto de Mercedes Alonso y que ahora pueden seguir afectando al viejo mercado si se decide continuar como si nada. La suma de los efectos de la peatonalización de la Corredora y la imposibilidad material de desdoblar en dos direcciones la calle Salitre sigue poniendo en peligro la continuidad de la calificación del Misteri como Patrimonio de la Humanidad por el incremento del tráfico rodado por delante de la sede del Patronato en un espacio que es escenario de las representaciones y sede de los ensayos del Misteri y de la Escolanía. Trasladando la mayor parte de la actividad tradicional fuera de la vila Murada el tráfico rodado por Salitre y el Carrer Major se evitan las alegaciones de ICOMOS (que está quitando calificaciones de Patrimonio de la humanidad por no cumplir condiciones y que avisó al Ayuntamiento que el Misteri lo podría perder) y se reduce notablemente el tráfico además de facilitar la futura peatonalizacion de la Vila Murada. Encima si, como planteó Salvem..., se deben excavar y exponer las partes pendientes asociadas a los baños árabes, con la puesta en valor de la leñera y la caldera como parte integrante de los restos, la comunicación entre ambas vías queda comprometida para vehículos a motor. 

De todo ello se deduce que la propuesta del Ayuntamiento es razonable. Y hay que recordar que fue el PP, el mismo que ahora clama al cielo por la restitución de la zona verde, el padre del desaguisado.


Me resulta curioso que nadie se acuerde que en esta ciudad, en especial en la parte de poniente, en el margen derecho del rio, los ciudadanos tienen que andar un buen trecho para encontrarse con un árbol, y no digo nada si lo que se busca es una zona verde un poco decente. O que el Hort del fossar, parte del palmeral histórico, el único punto del Raval en condiciones para ser zona verde abierta al público fuera privatizado y excluido por el PP en los infaustos días de su gobierno. Casi todos los miembros de la actual plataforma quieren volver al Mercado de toda la vida y devolver la ladera a su estado anterior como si no hubiera más zonas verdes alrededor. Nadie solicita, por ejemplo, que los metros ocupados por el mercado que se pretende legalizar pasen a ese huerto en cumplimiento del vigente PGOU. Como si los problemas señalados en su día lo fueran solo para el proyecto de Aparcisa y no problemas estructurales fundamentales de difícil solución. En definitiva prefiero equivocarme (sic) con el PSOE y Compromís que acertar (más sic) con el PP y Vox. Y por supuesto (aunque aún no me consta) que sí a alguien del Margalló le ha molestado mi postura, no tengo ningún inconveniente en dejar de ser el representante en Salvem. Y si mi ecologismo se considera insuficiente también puedo dejarlo. Venga

Instantánea del provisional. Google maps

https://alicanteplaza.es/el-bipartito-de-elche-prepara-la-consolidacion-del-mercado-provisional-de-desproposito-en-zona-verde-a-mal-menor

Lista en Europa de Patrimonios de la Humanidad en peligroel centro histórico de Viena, el puerto de Liverpool y los monumentos medievales en Kosovo (entre los que se encuentra el Monasterio de Visoki Dečani). Los dos primeros fueron incluidos en la lista debido a proyectos de construcción que podrían desnaturalizar el entorno mientras que el tercero lo fue por falta de conservación.

NOTA ADICIONAL

Recién publicada la entrada, Martín Carpena me remite una copia del correo electrónico de Juan Pascual, representante de CCOO en la plataforma, con la petición expresa de que se publique aquí:

El El mié, 14 jul 2021 a las 18:09, juan pascual rodriguez <jupasro@gmail.com> escribió:

Esta es la contestación que haré a la plataforma Salvem el Mercat:

REUNIÓN TELEMÁTICA SelM 20210712

Si no recuerdo mal, según el orden del día de la reunión del lunes pasado 20210712, en el punto nº 1 se propuso hacer un escrito al alcalde para que se pronuncie al respecto de la rehabilitación del edificio actual del Mercat Central (MC) o de su derribo. En este punto fue unánime la defensa de la rehabilitación del edificio por los diez participantes en dicha reunión.

En el punto nº 2 es donde surgen discrepancias y aparecen dos posturas bien diferenciadas:

1.- Rehabilitación del edificio del MC y la eliminación del Mercado Provisional (MP) restaurando  la zona verde.

2.- Rehabilitación del edificio del MC y legalización del Mercado Provisional (MP). 

En el punto nº 3 se propuso redactar un comunicado de prensa de la plataforma Salvem el Mercat (que ya estaba hecho, y una vez vez conocido observo que no tiene relación alguna con el orden del día y lo hablado en la reunión ).

La postura que ya expresé en la reunión es la nº2 del segundo punto.

Por lo que el comunicado no lo suscribo en su totalidad.


Martín



sábado, 26 de junio de 2021

Mario Guillamón y Elche 2: El Misterio

 Lo más destacable de la colección de fotografías dedicadas a nuestra ciudad por Mario Guillamón además de las veces que nos visita es, a mi criterio, que detrás de cada reportaje hay un plan que pretende explorar lo más interesante de la ciudad y su término. Las sucesivas visitas le permiten volver sobre los puntos ya vistos con nuevos enfoques, algunos de detalle, pero lo destacable es que al final lo abarca prácticamente todo, exponiendo así un plan que ya quisieran para sí los folletos turísticos al uso. 

La primera visita registrada se efectua en el mes de agosto de 1957 y a partir de ese momento entre los dos cuadernos dedicados (f166 y f167 descargables en la BIVALDI, como hemos enunciado en entradas anteriores) pueden citarse hasta 10 fechas distintas de manera que predomina el acercamiento a lugares no contemplados antes como las pedanías y sus ermitas, las playas, el Parque Municipal, el Huerto de Cura, La Alcudia, el Pantano etc., ofreciendo al final un reportaje bastante completo como hemos dicho. 

En relación con el Misterio de Elche, resulta curioso las escasas fotografías originales o de autor dedicadas a la representación pese a que podemos decir que la vió al menos una vez en la representación extraordinaria del 31 de octubre y 1 de noviembre de1960 ya que el cuaderno f167 inserta  la entrada en la página 35. De nuevo para la formación del cuaderno se adjunta material procedente de diversas fuentes que explican y comentan el objeto de la visita.




Una escena del Misteri: un grupo de judíos tratan de impedir se de sepultura a la Mare de Deu

36 "La mangrana" con el ángel 


38 R.5.085.297 N   MG-1
39 Lugar de celebración de la santa misa
R.5.085.298 N   MG-1
Entre las fotografías que dedica a la procesión hay que remarcar el aspecto general de la Plaza de la Merced en 1960 con la Casa de Gómez, hoy desaparecida y sustituida por una lamentable copia. De hecho en esta y otras fotografías pueden verse retazos perdidos o irrecuperables de nuestra ciudad, algo que iremos comentando. 





sábado, 12 de junio de 2021

LA IDEA DE PAISAJE EN LAS FOTOGRAFÍAS DEL ARCHIVO HISTÓRICO MUNICIPAL DE ELCHE / CARMINA VERDÚ CANO


 Voy a aventurar una introducción al artículo que se presenta hoy pese a que para el común de los seguidores del blog no lo necesita: Carmina Verdú Cano es la responsable del archivo municipal de Elche, institución publica que bajo su dirección está empeñada en una incansable difusión del rico legado documental que atesora (en especial del gestado o recopilado por el Archivero local D. Pedro Ibarra, ilustre antecesor en el cargo). Pero Carmina Verdú también es una autoridad local por las publicaciones que va desgranando, que se incorporan directamente a lo que considero material de lectura obligada para el conocimiento de la evolución histórica de nuestra ciudad centradas en general en el análisis de lo que se ha venido etiquetando como la agricultura del oasis, frase que como se ha dicho en incontables ocasiones, identifica el sistema agrario que incorporaron los árabes a esta parte del territorio en su larga etapa de dominación cuya herencia directa más visible es el palmeral (tanto el declarado Patrimonio de la Humanidad como los huertos que han quedado fuera), resto o reliquia histórica (arqueológica si se quiere) de ese sistema productivo hoy en franco declive a través de una suma de procesos en acelerada transformación hacia otros usos: parques, jardines, dotaciones publicas, zonas residenciales, etc..., 
Volviendo al tema, el artículo que hoy se presenta puede verse como una muestra de los temas de interés que se han citado: difusión de los fondos del archivo municipal (en este caso la colección de documentos fotográficos) y una reflexión alrededor del paisaje histórico que muestran esas fotos.

El documento fue presentado por Carmina Verdú como comunicación a las V Jornades de l'Associació d'Arxivers Valencians: Fotografía Valenciana i Arxius. Celebradas en Valencia el 19, 20 y 21 de noviembre de 2008 bajo el título La idea de paisaje en las fotografías del Archivo Histórico Municipal de Elche y en su difusión no pasó de los circuitos profesionales: no se publicó en papel ni se hizo edición digital al publico aunque si se incluyó en un CD con el depósito legal M-51166-2008 bajo el título de las Jornadas con todas las ponencias y comunicaciones. En consecuencia estamos ante un material más que interesante y difícil de encontrar hasta hoy, así que además de agradecer a la autora el detalle de permitir su publicación, espero que se aproveche.

Solo quedan dos precisiones importantes a mi criterio: 

1.-mientras que el documento que se ofrece para su descarga es una copia fiel del documento original, salvo los cambios impuestos por el paso del formato doc a pdf y haber añadido marcas de agua a las fotografías, el que se ofrece a continuación incorpora cambios en la tipografía, en el tamaño y la disposición de las fotografías y en tamaño de los textos a pie de foto, impuestos por la pantalla de edición de blogger.

2.- Cualquier error o cambio en relación con el original es responsabilidad de quien esto suscribe.

Enlace de descarga del documento, pulsando aquí


LA IDEA DE PAISAJE EN LAS FOTOGRAFÍAS DEL ARCHIVO HISTÓRICO MUNICIPAL DE ELCHECARMINA VERDÚ CANO 


En mayo de 1901, el fotógrafo Antonio Cánovas del Castillo presentó dos nuevas series de postales la «C» y la «D»(1) y en concreto el número 6 de la serie «C» editaba una fotografía de Elche que llevaba el título de «Sport indígena en Elche», en la que se puede ver a un agricultor subiendo a una palmera sujetado por un cinturón de cáñamo. Si la comparamos con otras imágenes tomadas por Jordi Esteva y publicadas en su libro: Los oasis de Egipto(2), veremos que también eran hábiles en la práctica de este «deporte». Simplemente el título demuestra que no eran precisamente conocedores de las actividades que se realizaban en el entorno paisajístico que contribuyeron a difundir o bien que partían de una idea predeterminada a exponer.

Efectivamente, las primeras imágenes recogen fundamentalmente el elemento predominante del paisaje ilicitano, el hoy denominado palmeral, pero conocido tradicionalmente como: la huerta.

El Archivo Histórico Municipal de Elche ha sido hasta hace unos años, un archivo pobre en imagen gráfica. Tan sólo contábamos con algunas fotografías de los alcaldes Luis Chorro y Vicente Quiles Fuentes (3), sobre todo de sus actos oficiales. Teníamos como excepción, eso sí, y, además, de significativa importancia para el comienzo de la fotografía en la vida local, los cuatro álbumes de fotos de Pedro Ibarra (4), tres de ellos dedicados a temas diversos y uno titulado Para historia de Elche. Algunos retratos de alcaldes de Elche: sus autógrafos y los de algunas distinguidas personalidades. Pedro Ibarra (1858-1934), personaje clave en la cultura local de la época, dedicó parte de su obra artística a la fotografía. Sin embargo, como afirma Joan Castaño:

el seu interès per aquesta tècnica sembla ser merament científic i d’utilitat per a deixar constància documental de nombrosos aspectos de la vida quotidiana de la ciutat, dels seus monuments, de les seues festes i, per descomptat, de les peces artístiques i arqueològiques més importants (5).

Su labor nos ha dejado testimonio documental gráfico de acontecimientos como el eclipse de sol de 1900, recogido en un volumen titulado Recuerdo del eclipse total de sol del 28 de mayo de 1900. Coleccionado por Pedro Ibarra Ruiz. Elche(6), La Festa(7), los conventos(8), fotografías publicadas en prensa y, cómo no, documentos gráficos referidos a restos arqueológicos o piezas artísticas entre las que se encuentran las primeras tomas realizadas a la Dama de Elche, no en vano la arqueología y la fotografía se desarrollaron en paralelo siendo la arqueología una de las primeras aplicaciones de la fotografía(9). Pedro Ibarra llevó la imagen gráfica al libro, como elemento explicativo, y a la prensa, con el objetivo de informar.

En el inventario de su «museo» que se hace tras su muerte, parte del cual pasó al Archivo Histórico Municipal, consta que hay setenta y dos cajas con diecisiete negativos de vidrio cada una, todas referentes a Elche(10). Pero por desgracia no se han conservado y lo único que nos ha quedado son los cuatro álbumes de fotos que hemos mencionado. En ellos se recogen fotografías de carácter muy variado y que muestran a personajes locales, reflejan su afición por el teatro(11), nos dejan constancia de algún hecho significativo como la traída de la Dama a Elche a casa del doctor Campello(12), vistas de la ciudad, algunas obras suyas, personajes locales o momentos históricos determinados como la proclamación de la segunda República en Elche.

Es una lástima que de un firme defensor del paisaje ilicitano no se haya conservado en el Archivo Histórico ninguna fotografía de los huertos de palmeras a pesar de que sí nos haya dejado bastante literatura al respecto(13). Hubiera sido muy interesante poder apreciar su personal visión del entorno local.

Los primeros en tomar imágenes de nuestro paisaje no son los fotógrafos locales, sino los extranjeros como Clifford, Laurent, Levy u otros autores anónimos que fundamentalmente recogieron el entorno sugiriendo una perspectiva algo exótica, muy probablemente porque sean herederos de una visión romántica previamente difundida por los grabadores.

Precisamente, grabados, fotografías y postales entraron en el archivo por un procedimiento poco habitual, la donación de un industrial de Elche, José Luis Marhuenda. Previamente, hacía escasos años, el archivo había comenzado a comprar series de postales. Por ambos sistemas tenemos ahora una considerable colección de fotografías en la que analizar este elemento identificativo de la imagen de Elche que es el palmeral.

Fototipia Thomas. Camino de Huertos y Molinos

No son estos los únicos documentos gráficos que conservamos acerca del palmeral, sino que la colección se ha completado con un buen número de fotografías aéreas tomadas sobre el término municipal en diferentes años, depositadas hasta entonces en el archivo de la oficina de urbanismo, en las que se puede observar el trazado de la estructura ortogonal de los huertos, ejemplo que muestra con claridad meridiana la acción antrópica sobre el medio para construir un paisaje. Estas imágenes aéreas se han revelado como un buen documento para el análisis histórico. Así, Luis Pablo Martínez hace una «lectura arqueològica del paisatge» basándose en el estudio de la serie de fotografías tomadas en el vuelo fotogramétrico de la United States Air Force de 1956, afirmando:

La irrellevància de la centuriació romana pel que fa a la configuració del paisatge agrícola dels voltants de la medina d’Elx ve refermada per l’anàlisi de la disposició dels horts de palmeres que circumden la Vila Murada(14)

Para explicar la idea de paisaje nos hemos limitado a observar las primeras imágenes que hay sobre Elche − imágenes que entraron a formar parte del patrimonio documental municipal en la donación y compra anteriormente mencionadas −, dejando aparte otras más actuales que van ampliando la colección fotográfica del archivo, intentando responder a esta misma idea. Para ello, en primer lugar tendremos que definir: qué es el paisaje, en segundo lugar: las diferentes miradas hacia el paisaje en estos documentos.

El valor que queremos dar al documento fotográfico para este acercamiento al paisaje local es el que plantea Sánchez Vigil en el siguiente párrafo:

El documento fotográfico tiene dos lecturas primarias: su representación original a partir de la selección de la realidad, es decir, lo que se pretende captar para crear, comunicar o informar de o sobre algo, y en segundo lugar lo que sugiere al receptor. La interpretación de la imagen puede variar la intención primaria e incluso sugerir tantas ideas como miradas(15).

Lampisteria Antón
Huerto de Nadal

Nuestro punto de partida para contemplar estas fotografías es que el paisaje es una construcción cultural porque es el resultado de una acción del hombre en un medio físico. Este paisaje, que forma parte sustancial de nuestra vida cotidiana, es producto de la actividad humana, del intercambio de energía del hombre con la naturaleza. Este medio, que antes que nada es un medio físico, es donde se desarrolla una actividad económica y donde queda constancia de las relaciones que se establecen entre hombre y medio ambiente y que acaban conformando el paisaje. A este respecto Enric Tello ha escrito:

El paisaje es una construcción humana. Llamamos paisaje al aspecto de un territorio. El paisaje existe en la medida que alguien lo mira y lo interpreta para desarrollar algún propósito (económico, estético, lúdico, etc.). No existiría sin la mediación del ojo, la mente y la mano. Como marco de la actividad humana y escenario de su vida social el paisaje agrario, y los paisajes humanos en general, son una construcción histórica resultante de la interacción entre los factores bióticos y abióticos del medio natural, los usos de esas capacidades para sustentar el metabolismo económico de las sociedades humanas, y los impactos duraderos de esa intervención antrópica sobre el medio. Es el trabajo humano el que crea los paisajes, al modificar la sucesión natural y mantener estados antrópicos intermedios convenientes y previsibles para los seres humanos. El paisaje es un algoritmo socioecológico. Sin intervención antrópica ni fines humanos no habría paisaje. Sólo ecosistemas(16).

Tal y como W. Kula había señalado anteriormente la actividad económica, base de toda la historia de la humanidad y que es siempre una acción social, se ha de medir como un proceso de intercambio de energía con la naturaleza(17), y podemos decir que hay fuerzas que interaccionan en un medio físico para construir un paisaje y son las fuerzas naturales y las sociales de producción.

Pero esta interacción entre fuerzas sociales y de la naturaleza es diferente según el tipo de sociedad que ocupa el medio y para entender la realidad de un paisaje en una época determinada, no podemos desvincularlo de la sociedad que ocupa el territorio en esa misma época, porque nos hacemos en el tiempo, pero también en el espacio. Culturas y sociedades se superponen en ese medio físico para desarrollar una actividad económica que justifique su ocupación del suelo y su uso tradicional. Algunas de estas actividades permanecen fosilizadas en el paisaje convirtiendo a éste en un documento para el análisis histórico. No en vano se ha dicho que el paisaje es un palimpsesto de la historia(18). Hasta fechas relativamente recientes era posible reconocer con cierta facilidad las huellas del pasado en el paisaje, pero en los últimos tiempos el ritmo y la profundidad de los cambios afectan no sólo a los elementos, sino a la globalidad del conjunto. En este medio en donde se produce paisaje se van acumulando aspectos muy complejos que responden al uso que las distintas sociedades han hecho del mismo, o sea, que ha recogido sus cambios culturales, guardados por la sociedad rural hasta más o menos mediados del siglo XX, cuando el campo va siendo devorado, en el caso de Elche como tantos otros.

Lampistería Antón
El clot de la reina en el huerto del Palomar

En el sentido de que el paisaje recoge y acumula cambios culturales y estos son susceptibles de ser analizados, de ponerlos en relación con otros elementos y de extraer conclusiones, en ese sentido, decimos, el paisaje se convierte por sí mismo en un documento histórico. Y es desde este mismo sentido, es decir, el paisaje como documento para el análisis histórico, desde donde queremos plantear la idea de paisaje en las primeras fotografías tomadas de Elche, que forman parte de algunos de los documentos para la historia de este paisaje —conceptos totalmente distintos(19)— como son las fotografías del AHME.

Volviendo la atención hacia la idea expresada anteriormente acerca de las diferentes lecturas que puedan tener estos documentos fotográficos, diremos que no vamos a entrar en plantear las diferencias entre fotografía documental o artística, o sobre si es un documento subjetivo u objetivo, sino sólo respetaremos la definición estricta de documento fotográfico, es decir, como: «documento o conjunto de documentos cuyo soporte es la fotografía en cualquiera de sus aspectos técnicos: negativo, positivo, diapositiva, fichero digital, etc»(20).

Purger & Co
Candalix

Sí deberemos tener en cuenta la dificultad de la lectura fotográfica del paisaje que recoge este texto de González Bernáldez:

El empleo de fotografías constituye una reducción importante de la complejidad inherente a la relación hombre-paisaje, privilegiando los aspectos visuales, contemplativos y no interactivos de la relación, así como sacrificando numerosos detalles en la percepción. Sin embargo, en el caso del hombre, los aspectos visuales de la percepción del entorno tienen una importancia predominante y, en todo caso, la cantidad de información potencialmente reactiva contenida en una fotografía sigue siendo enorme(21)

Cabría señalar que el paisaje, además de ser un lugar donde han interaccionado las dos fuerzas: sociales y naturales, provoca en su contemplación valores estéticos, sentimentales o emocionales. En los paisajes puede haber uno o varios elementos que destaquen. En el caso de Elche está muy claro que predomina un conjunto de árboles que, contemplados a una cierta distancia, da una sensación muy compacta de bosque o “mar” de palmeras como ha sido definido en ocasiones. De hecho, González Bernáldez(22), plantea cuestiones como las formas de acción de las características visibles sobre la valoración estética, puesto que hay una relación clara entre naturaleza y cultura, y patrones y pautas a los que responden estéticamente de forma distinta los individuos atendiendo también, a diferentes variables entre los que se encuentra la edad o la educación.

Las primeras imágenes gráficas han sido realizadas por personas de fuera de este ambiente, o sea por extranjeros o viajeros desplazados, bajo el prisma de una impresión o emoción que puede variar mucho de un sujeto a otro. Las personas que viven y generan día a día este paisaje, no sucumben a esta emoción porque su hábito la lleva a segundo plano. Así afirma González Bernaldez:

Sólo una parte de nuestro paisaje es el resultado de un paisajismo «voluntario», realizado de forma intencionada y consciente para la promoción de características estéticas visuales. La inmensa mayor parte del paisaje «natural» es el producto de una interacción hombre-naturaleza donde se persiguen finalidades productivas.  

Es muy difícil establecer las preferencias de tipo estético de una población campesina para su propio entorno con el que interacciona diariamente en su trabajo diario(23).

Bien, la idea del paisaje ilicitano es la misma a lo largo del tiempo: predominan las palmeras y esa linealidad histórica puede dar lugar a conclusiones erróneas si queremos utilizarlo como documento por sí mismo.

El palmeral puede contemplarse de manera aislada, pero, en realidad, no puede comprenderse así. Forma parte de un conjunto de elementos. No existe un cultivo de palmeras para crear paisaje, sino que responden a la lógica del oasis y van asociadas al sistema de riego, la Acequia mayor, formando una malla o red de huertos de palmeras organizada en parcelas o bancales octogonales y lo que esta palmera hace es contribuir a mejorar la calidad del suelo, que es salino como el agua que lo riega y menguar la evapotranspiración que en el caso de Elche tiene un porcentaje muy elevado. Con este sistema de agua y palmeras lo que consigue es poder cultivar en el interior de estos huertos con una rentabilidad y una continuidad que hasta entonces, hasta el momento de su implantación en época andalusí(24), no existía.

Charles Clifford
Huerto de palmeras

Esta es la complejidad de nuestro paisaje, sirve en la medida que sirve para el cultivo agrícola. Ahora, que está perdiendo este uso, los huertos se han convertido en jardines, colegios, edificios con dotaciones públicas… y de esa manera se mantiene el paisaje, pero artificialmente porque la malla se ha roto, se está perdiendo ya que se ha perdido también su función primera. Es muy probable que la mirada del fotógrafo, especialmente si lo que pretende es mantener un paisaje con unas características determinadas como formalmente idílico o exótico, no recojan la auténtica realidad del mismo que es la tarea agrícola que se realiza en su interior.

Hasta fechas recientes, la mayoría de los documentos sobre el paisaje de Elche no están hechos por gente que lo genera, sino por gente que sólo lo ve. Luego la apreciación, la mirada, es totalmente distinta y es otro factor que hemos tenido en cuenta a la hora de valorar esta idea de paisaje. Primero que es una mirada algo lejana, algo lejana no en la distancia, sino en la percepción y no nos interesa profundizar en esa subjetividad y, por ello, en segundo lugar, necesitamos buscar qué elementos nos proporcionan más información para poder reconstruir el paisaje, pero un paisaje que sirva a su vez de documento de análisis histórico.

El conjunto de imágenes, compuesto por fotografías y postales algunas de ellas anónimas, que hemos analizado alcanza un total de 798, muchas repetidas puesto que en la donación de José Luis Marhuenda entraron algunas existentes ya en el Archivo Municipal y, también, porque hay algunas de ellas que se duplican en las series o reediciones. Asimismo, hay algunas imágenes sueltas de series incompletas. Por ejemplo, de las postales de la fototipia Thomas, uno de los más importantes editores de tarjetas postales, se hicieron un total de cuatro series, la última de ellas coloreada y editadas entre los años 1906 a 1930(25) y el Archivo posee tres series, entre ellas la correspondiente a la edición coloreada. Esta fototipia utilizó a fotógrafos locales y alicantinos para que le suministraran imágenes para imprimir postales. Este material está todavía en proceso de ser tratado técnicamente y, de momento, se ha procedido únicamente al inventario y a la digitalización para facilitar la búsqueda a los usuarios. Está previsto que pueda ser completada su descripción y se pueda tener acceso a ellas en la web del Archivo que se sumará a la nueva página electrónica municipal.

Nuestra tarea es complicada porque hemos pretendido buscar no lo que las imágenes muestran, sino aquellos elementos que nos permitan interpretar al paisaje como documento y no es sencillo puesto que la mirada del fotógrafo ha sido muy diferente a nuestra intención y los elementos apreciados son más bien escasos o marginales.

Si en un primer acercamiento repasamos las imágenes buscando ideas sobre la construcción del paisaje, es cierto que valoramos la mirada distintiva, singular y rica del palmeral. Realmente los criterios por los que ha sido reconocido como Patrimonio de la Humanidad recogen estas características puesto que es un paisaje trasladado de un continente a otro y de una cultura y sociedad a otra permaneciendo hoy en día, a pesar de ser un paisaje vivo que ha sufrido muchas modificaciones y que puede padecer pérdidas o un grave deterioro. La visión de transportarnos a otro lugar es una constante y es una impresión permanente incluso hoy en día en muchos lugares. Las palmeras son un elemento muy potente a la vista y neutralizan otras características de este mismo paisaje. Eso sucede con muchísimas de las imágenes en las que, en una primera lectura parece que todo sea palmeral, y que, en realidad, están dedicadas a otros elementos urbanos o rurales, pero las palmeras captan la atención a la vista porque si desaparecieran de esa imagen lo que nos quedaría sería algo incluso vulgar.

En esta búsqueda del paisaje general llama fuertemente la atención, la combinación de los dos elementos que conforman un agroecosistema de oasis: la palmera y el agua, es decir, el sistema de riego de la Acequia Mayor. También se recogen fotografías de la Acequia de Marchena, pero no son tan poderosas como las que reflejan, por ejemplo, la acequia de Candalix o el Clot de les tres pertenecientes a la Mayor.

Si queremos profundizar en una imagen mucho más cercana de nuestro paisaje, quizá deberíamos tener en cuenta las siguientes palabras de Gónzalez Bernáldez cuando plantea que:

Los valores estéticos, sentimentales, emocionales del entorno aparecieron muy pronto como dificultades importantes en los estudios que pretendían valorar las modificaciones o influencias de una intervención humana en el entorno. Fue obligado constatar, en esos casos, la escasa reserva de ciencia y racionalidad de que se dispone para tratar el tema adecuadamente. Es por tanto lógico que surjan motivos para investigar y profundizar en el tema(26).

Ediciones Arribas
Vista general

Es por eso que, a pesar de que queramos dotar a nuestro rastreo en las imágenes de un interés científico, no podemos evitar aquella perspectiva que desde el principio se quiso dar a la imagen local dotada de un cierto exotismo. Pero tampoco podemos, desde luego, desvincularnos de la originaria idea de paisaje, es decir, el palmeral sirve, en la medida que actúa unido con la Acequia Mayor, para crear un agroecosistema, es una relación mutua, el cultivo agrícola necesita palmeras y éstas conforman la mirada dominante del paisaje, pero son necesarias a la vez para el cultivo. La interacción es por ello la de hombre-entorno, tanto en el momento en que se tomaron las imágenes como en las diferentes lecturas posteriores que hayan podido tener. La estética, la sensación que provoca el paisaje es un factor cultural y muy variable. Pensar que podemos reducir su valoración a unos pocos factores es pensar ingenuamente, tal y como señala González Bernáldez(27). Podemos apreciar algunas características generales, como ya hemos señalado, en las que evidentemente hay un predominio muy concreto del árbol, de la palmera, pero a pesar de que es un paisaje y un medio físico muy trabajado por el hombre, en realidad la primera sensación es de ser muy agreste. Tiene mucho vigor y exhuberancia pero hay un cierto límite de control que se aprecia en los caminos, el trazado de las acequias, los muros o el cascabot que marca los lindes de los huertos. Es decir, posee un factor muy importante a la vista que es el estar a medio camino entre la complejidad, la fuerza y la espesura a media y larga distancia, y la simplicidad o trivialidad que provoca en una distancia más cercana. Así, cuando se retratan los porches de las casas, aparece recogida esta imagen de ambos valores que también comparten la imagen de los huertos en su interior puesto que era el lugar donde se desarrollaba el cultivo asociado y, por tanto, está formado por la red protectora de palmeras y dentro el espacio libre para cultivar. Posee, asimismo, ritmo porque tiene pautas y patrones repetitivos.

Bajando a una lectura más detenida de las imágenes intentando buscar otros elementos que nos hablen del paisaje como documento histórico podemos encontrar detalles del mismo en aquellos casos en los que se recoge la imagen de la zona de cultivos. Especialmente nos ha parecido interesante la fotografía esteroscópica de la Keystone View Company que lleva el título Irrigation of an artichoke field, datada a principios de siglo XX, porque es la única en la que aparece el paisaje en su dimensión más completa recogiendo perfectamente este agroecosistema que se implantó en Elche en época andalusí: el huerto de palmeras con el cultivo asociado en su interior y el sistema de riego en pleno funcionamiento. También son muy interesantes aquellas fotografías en las que se aprecia la rambla y las laderas del río Vinalopó, en el lugar que hoy ocupa el Parque Municipal, porque podemos ver el aprovechamiento de las laderas en terrazas que hemos encontrado tantas veces citadas en los documentos y que hoy han cambiado de uso.

Keystone View Company
Irrigation of an articoche field

La acción del hombre modificando el medio físico para crear paisaje es perceptible en aquellas fotografías tomadas a larga distancia y desde una cierta altura en las que se ve el contraste entre la zona llana, lugar donde se extiende tradicionalmente el palmeral y la Acequia Mayor, y la zona de monte yermo al norte de la ciudad.

Está claro que el paisaje se ha modificado tanto que lo que sí nos devuelven estas imágenes es una forma de interaccionar con el medio que ya se ha perdido y de la que no nos queda casi ni en el recuerdo, como monumentos destruidos que sabemos que existieron, pero que no guardamos en la memoria. En ese sentido cualquier documento que nos sitúe en la realidad de aquello que fue es muy importante, sobre todo la información referida a la vinculación de palmeras y Acequia Mayor. Podemos observar la distancia entre palmeras, el grosor de los troncos, la amplitud de los caminos… elementos que nos hablan de la conformación de este agroecosistema. En cuanto a la acequia podemos apreciar los partidores y elementos hidráulicos ya desaparecidos, llamando poderosamente la atención la cantidad de agua que llevaba la Acequia, utilizada, como se aprecia en numerosas imágenes, como lavadero o, también, como lugar de esparcimiento.

Junto con los huertos de palmeras, se nos ofrece información, además, sobre vivienda rural –hay numerosas fotografías de porches, también de otros elementos como establos–, y la configuración del campo más inmediato que rodea a la casa. Es cierto que, como hemos mencionado antes, no hay apenas datos sobre el cultivo agrícola, pero sí sobre labores que se hacían a pie de los mismos huertos llevadas a cabo por como filadors y menadors, y también, subiendo a las palmeras, quizá porque el interés sea ofrecer una imagen diferente y éstas eran algo particulares.

Los huertos de palmeras, que en estas fechas formaban una especie de anillo alrededor de la ciudad, comenzaron a romperse desde fines del siglo XIX y este hecho se recoge asimismo en las fotografías. De esta manera, apreciamos la evolución de las brechas abiertas por el ferrocarril, el paseo de la Estación, la carretera de Alicante o la instalación de edificios fabriles en el mismo corazón del palmeral. Las imágenes en ocasiones nos dan la secuencia de esa destrucción. Nos queda realizar, en sentido inverso, la construcción, aunque sea teórica, de ese paisaje cotidiano alejado ya de los orígenes que lo formaron. En las fotografías no hemos hecho un trabajo de vaciado, sino que hemos querido sugerir otra mirada distinta a las ya existentes y es la posibilidad de utilizar la fotografía para buscar los elementos del paisaje que nos ayuden a comprenderlo como documento histórico al margen de la impresión lógica que su contemplación nos provoca.

APÉNDICE(28)

POSTALES

Arribas (Manuel Arribas Andrés)

Bazar «El arca de Noé»

Bazar «La ciudad de Roma»

Bazar Pascual López

Cánovas (Antonio Cánovas del Castillo y Vallejo)

Darvi (Daniel Rabones Villacampa)

Fototipia Castañeira y Álvarez

Fototipia Lacoste

Fototipia Thomas

García Garrabella

Grand Hotel (Vicente Iborra)

Hauser y Menet

Imprenta Moderna

Lampistería Antón

León y Levy

López Egea

P.Z. (Photoglob AG, Zurich)

Papelería Marimón

Purger & Co.

Roisin

Salón «El Liberal»

FOTOGRAFÍAS

Aznar

Cantos

Cantos

Charles Clifford

Edition des Musées Nationaux

Eduard Berger

Eduardo Gonzálvez

Foto Esquembre

Foto Fenix

Foto Huesca

Foto Sánchez

Fotografía Samper

Fotógrafo Pérez Seguí

Francisco Abad Pérez

Hijo de Eduardo Gonzálvez

Laurent

Loty

Louis Levy

NOTAS

(1) GUILABERT REQUENA, Jerónimo y SEPULCRE SÁNCHEZ, Roque (eds.), Historia de la tarjeta postal en Elche. Memoria gráfica de la ciudad, 1897-1957, s.l., 2007, p. 48.

(2) ESTEVA, Jordi, Los oasis de Egipto, Barcelona, 1995.

(3) Luis Chorro fue alcalde desde el 5 de febrero de 1961 al 11 de octubre de 1966 y Vicente Quiles Fuentes desde esta última fecha al 18 de abril de 1979.

(4) AHME, sign.: b 290, b 291, b 292 y b 293.

(5) CASTAÑO I GARCIA, Joan, Els germans Aurelià i Pere Ibarra. Cent anys en la vida cultural d’Elx (1834-1934), Alacant, 2002, p. 51.

(6) SOLER I SELVA, Vicent F. (coord.), L’eclipsi total de sol de 1900 al Baix Vinalopó, Elx, 2000.

(7) IBARRA, BELTRÁN, (eds.) Álbum de fotografías y descripción de “El Misterio de Elche”. (“La Festa”), Elx, 2004, ed. facsímil de la original, s.l., 1924.

(8) IBARRA, P, Compendio histórico de los conventos de Elche, Alicante, 1931.

(9) BUSTAMANTE, Jesús, «Retratos y estereotipos: Acerca de las relaciones entre fotografía y arqueología», en: BLÁNQUEZ PÉREZ, Juan, ROLDÁN GÓMEZ, Lourdes (eds.), La cultura ibérica…, pp. 311-320.

(10) AHME, 1935, septiembre, 13, Inventario del museo de Pedro Ibarra, sign. 173, nº 28.

(11) Fotografías relacionadas con el teatro procedentes de estos álbumes han sido publicadas por: SANSANO, Gabriel i CASTAÑO, Joan (eds.), Sainets il.licitans de la Restauració (1874-1896). (Una historia del teatre a Elx al llarg del segle XIX), Alacant, 1997, pp. 593-596.

(12) BLANQUEZ PÉREZ, Juan, «El tratamiento informático y los vestigios ibéricos. Algunos ejemplos», en: BLÁNQUEZ PÉREZ, Juan, ROLDÁN GÓMEZ, Lourdes (eds.), La cultura ibérica…, pp. 265-278.

(13) CASTAÑO I GARCIA, Joan, Els germans…, Alacant, 2002, pp. 254-264.

(14) MARTÍNEZ SANMARTÍN, Luis Pablo, «El valor patrimonial universal dels regadius històrics valencians: El Palmerar i la Sèquia Major d’Elx», Tractat de l’aigua, 1 (2008), pp. 72-81, especialmente p. 75.

(15) SÁNCHEZ VIGIL, Juan Miguel, El documento fotográfico. Historia, usos y aplicaciones, Gijón, 2006, p. 18.

(16) TELLO, Enric, «La formación histórica de los paisajes agrarios mediterráneos: una aproximación coevolutiva», Historia Agraria, 19 (1999), pp. 195-212, especialmente p. 196.

(17) KULA, Witold, Problemas y métodos de Historia Económica, Barcelona, 1973, p. 521.

(18) CHEVALIER, Raymond, «Le paysage palimpseste de l’histoire: pour une archéologie du paysage», Mélanges de la Casa de Velázquez, XII (1976), pp. 503-510.

(19) VERDÚ CANO, Carmina, «El paisaje como documento. Qué documentos para el paisaje. El palmeral de Elche», en: MALPICA CUELLO, Antonio (ed.), El análisis de los paisajes históricos. De al-Andalus a la sociedad feudal, en prensa.

(20) SÁNCHEZ VIGIL, Juan Miguel, El documento fotográfico…, Gijón, 2006, p. 14.

(21) GONZÁLEZ BERNÁLDEZ, Fernando, Invitación a la ecología humana. La adaptación afectiva al entorno, Madrid, 1985, especialmente p. 24.

(22) GONZÁLEZ BERNÁLDEZ, Fernando, Invitación…, Madrid, 1985

(23) GONZÁLEZ BERNÁLDEZ, Fernando, Invitación…, Madrid, 1985, p. 143

(24) VERDÚ CANO, Carmina, Arqueología del paisaje. El palmeral de Elche en época andalusí. Memoria DEA inédita, Granada, 2008

(25) GUILABERT REQUENA, Jerónimo y SEPULCRE SÁNCHEZ, Roque (eds.), Historia de la tarjeta…, s.l., 2007, p. 324

(26) GONZÁLEZ BERNÁLDEZ, Fernando, Invitación…, Madrid, 1985, p. 19.

(27)GONZÁLEZ BERNÁLDEZ, Fernando, Invitación…, Madrid, 1985, p. 21.

(28) La normalización de los nombres se ha tomado del libro: GUILABERT REQUENA, Jerónimo y SEPULCRE SÁNCHEZ, Roque (eds.), Historia de la tarjeta…, s.l., 2007, p. 324


La fotografía que encabeza la entrada de hoy y la de cierre están tomadas de http://culturaoasis.blogspot.com