jueves, 14 de octubre de 2021

El Chopo de Elche maltratado; una reflexión

Ejemplar de la Glorieta, que sirvió a Raúl Agulló para proponerlo como
 Árbol del año en 2017
Hace pocos días estuve pateando la Sèquia Major por el Aigua Dolsa i Salà. Mi propósito era documentar posibles restos de una acequia fosilizada  apenas un par de metros por debajo de la actual en algunos puntos. Sin embargo los propósitos se desfacieron. Percibí una drástica reducción del número de ejemplares del Populus Euphratica, Álamo del Eufrates o Chopo de Elche, que acompañaba a la acequia en un buen tramo desde las proximidades del Molí dels Magros hasta los restos del Molí del Cèntim, con tramos vacíos y ejemplares cada vez más aislados. 

Apenas hay retoños y los ejemplares maduros están siendo tratados una y otra vez (es decir, sistemáticamente) como si fueran intrusos, una mala hierba que hay que ir suprimiendo. Hay que insistir que el tema no es nuevo, solo que ahora considero que la situación es preocupante como mínimo, así que a las pruebas me remito: el árbol que se plantó en su día en mitad de la Glorieta y que encabeza la entrada de hoy, presenta una copa redondeada y una poda razonable que facilita el porte adecuado; pasa lo mismo con los ejemplares del Parque Municipal, a pesar incluso de que el primer ejemplar que se plantó en la década de los 80 ha sido talado tras ser atacado por un hongo. Por el contrario los ejemplares del Aigua Dolsa i Salà se desmochan una y otra vez, con podas drásticas y brutales (a mi criterio) de las ramas principales en cuanto adquieren cierto desarrollo, lo que provoca, siempre a mi criterio una mortalidad más que elevada y con ello la paulatina desaparición de una joya botánica en su emplazamiento original. 


Ejemplar que acumula varios desmoches. Como se puede observar todos los ejemplares adultos 
han sufrido el mismo trato



Tramo vacio de Populus. Los arbolillos que se ven a la izquierda son Tamarix Gallica  que curiosamente no se han podado

Los puntos en los que faltan ejemplares, al carecer de la sujeción de las raíces, que como se sabe sustentan o forman directamente el cajero de la acequia Mayor, se ven sustituidos por tubos y pasarelas de hormigón, de manera que se ha perdido su función original pues parece según algunos historiadores y botánicos, que se plantaron en su día para eso: facilitar el paso del agua sin pérdidas, sosteniendo así la escasa lengua de tierra que separa la acequia del cauce del río. llegando  incluso a formar parte directamente del cajero, como se puede observar. 

Los Populus ejerciendo de sustento del cajero

Con el entubado desaparecen


Anverso y reverso de una de las pasarelas. 
Resulta de vergüenza propia y ajena el uso de hormigón y bloques en un elemento declarado Patrimonio de la Humanidad asociado al Palmeral Histórico. Si añadimos el maltrato a los Populus y el desprecio hacia su uso secular como soporte del cajero de la acequía en lo que es sin duda un ejemplo probablemente más que excepcional de ingeniería hidráulica, hay que preguntarse si tiene algun sentido que el Pantano y la Acequia Mayor sigan siendo propiedad de la sociedad de regantes. Ningún agricultor quiere ya el aigua salà, como se conoce a la que procede del Vinalopó. Si exceptuamos la distribución del agua de la depuradora de Algorós aguas abajo de la ciudad, el único uso es el riego de los huertos Patrimonio de la Humanidad en su mayor parte propiedad del Ayuntamiento, que está acumulando contaminantes cada vez que usa ese agua y de ello hablaremos otro día. Debemos recordar que el Ayuntamiento en el S. XIX cedió ambas infraestructuras a la sociedad de regantes sin más contrapartidas que el obligado mantenimiento. La progresiva sustitución del agua de riego por las elevadas de la cola del Segura y después por el Trasvase, provoca su estado de ruina crónica y que las Administraciones públicas tengan que intervenir para mantener y proteger esos elementos, como la reciente intervención en el sendero del Vinalopó por el interior del cauce. A la vista de lo que se ha hecho aquí con el cajero de la acequia y los Populus el resultado final es que el Ayuntamiento está acumulando deméritos para la tan cacareada campaña de capitalidad verde europea para el 2030.
Polimorfismo de las hojas 

Material adicional 

No hay comentarios:

Publicar un comentario