lunes, 11 de febrero de 2013

Petroglifos en el Norte del término: Saladas 2



En la revista Verdolay del Museo Arqueológico de Murcia tenemos un interesante artículo acerca de los posibles significados de tres de los conjuntos de petroglifos de la región:

(El enlace nos lleva a la revista; hay que consultar el índice)
Canalillo en dirección al calderón.

El autor propone todo un abanico de explicaciones, vinculándolas a cada conjunto. Aunque en general se decanta por asociarlos a ritos de carácter mágico, en ocasiones también recoge opiniones autorizadas que vinculan calderones y cazoletas con las rutas  ganaderas, supuestamente como elementos para la captación y almacenamiento de agua para el consumo de los pastores. No obstante el conjunto reseñado en la entrada anterior carece por razones obvias de tal utilidad por varias razones como la exagerada modestia del sistema. 


 Sin embargo he de reconocer que incluso esta propuesta podría valer para algunos de los petroglifos del Norte del término, en especial el que hoy nos ocupa, que almacenan agua durante la casi totalidad del invierno aunque persiste una duda razonable  pues por su tamaño mínimo y por el hecho de terminar con una salida final tras un calderón o una cazoleta hacia el vacío hace que sea más probable que sea un sistema de decantación y obtención de algún liquido. De nuevo tenemos un esquema similar al que vimos en el Abrigo de las Piletas en Saladas.
Detalle del calderón. Salida decantación hacia las cazoletas inferiores


A menos de 100 m. del conjunto SALADAS 1, sobre la misma losa de arenisca que forma las lomas que se asoman al Fondet dels Pinyols se encuentra este petroglifo formado por un calderón de diseño rectangular, de unos 60 x 40 cm y otros 40 cm de profundidad, tres canalillos de entrada y otro de decantación y conexión con un sistema compuesto por un par de cubetas o cazoletas conectadas casi inmediatas a un pequeño abrigo y al menos tres canalillos que dirigen el líquido hacia ellos, uno de los cuales procede del calderón mayor y los otros dos circulan casi en paralelo hasta las cazoletas situadas casi al borde del abrigo, al que se dirige un pequeño canalillo de decantación final, lo que obviamente vuelve a plantear el uso de algún recipiente como manera de recoger el líquido resultante tras las sucesivas decantaciones.
Canalillos paralelos hacia las cazoletas 
Abrigo y cazoletas

Detalle cazoletas y canales de decantación. El de la izquierda procede del calderón



Detalles canal decantación y cazoletas inferiores

Debe mencionarse, como en el resto de petroglifos citados, la proximidad de los caminos supuestamente íberos. En algún lugar he leído el uso del agua como elemento ritual también entre ellos; de hecho esta hipótesis se menciona alrededor de la Cova de les dones en Busot, con un canal que dirige el agua hacia el interior de la cueva. 
Por cierto, Sergio, a quien le debo la cita de la Cova de les dones, me acompañó en una de las visitas al lugar, con algunas observaciones interesantes. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario