miércoles, 22 de febrero de 2017

Marchena, una red de riego en precario y olvidada


Entrada dedicada al Sobresequier de Marchena,
Antonio Sánchez Boix

Los seguidores del blog conocen mis tribulaciones alrededor de los assuts del Vinalopó y en especial la Argamasa, con el que estoy enredado hace ya algún tiempo. Como consecuencia de ello promoví un encuentro con el sobresequier de Marchena, una red de riego que podría ser tan antigua como la Acequía Mayor pero que carece de hecho de casi todo, como si la supuesta división del territorio de los vencedores (ya se sabe, margen izquierdo cristianos, margen derecho vencidos árabes) se prolongara incluso hasta hoy. Declarada patrimonio de la humanidad asociada a los huertos de palmeras y a la agricultura del oasis la Acequia Mayor monopoliza los estudios de su sistema de regadío e incluso hay abundante material para que cualquier investigador avezado pueda sondear en sus ramales, adivinar recorridos, entrever alquerías, estudiar los sistemas de reparto... 

Por el contrario Marchena es el pariente pobre y pese a tener al menos dos huertos históricos colindantes al cauce en su margen y otros en su área de influencia a los que regaba y que podrían estar incluidos como "Patrimonio de la Humanidad" han quedado fuera (de manera que no se entiende muy bien cual es el criterio seguido para determinar que huertos se incluyen y cuales no, y por qué se protege solo uno de los sistemas de regadío). La consecuencia es que mientras el itinerario histórico de la Sèquia Major y sus elementos han quedado, al menos en teoría bajo el manto protector de la declaración de Patrimonio de la Unesco, la rafa gran, denominación tradicional de Marchena a lo largo del cauce en el margen derecho, acumula toda una serie de agresiones que la dejan en precario: ha sido cortada e inutilizada en casi todo su recorrido a través del actual casco urbano; sus ramales son de dudosa localización en ausencia de muchos elementos topográficos que lo delimitaban, perdidos por diversas causas (entre otras el entubado a lo largo de todo el XX para conectarse a las compañías de riego por elevación del Segura) modificados sus recorridos o simplemente cercenados.
A esas carencias de información se añade la metedura de pata de quien esto suscribe como ejemplo de lo que hay que hacer para oscurecer más el tema. Cuando hice la entrada Nuevas y viejas infraestructuras hidráulicas: Marchena y Algorós  atribuí erróneamente a la Acequia de Marchena a lo que en realidad es el Azud de los Moros. Desconocía entonces que Marchena en ese punto discurre sobre el terreno, mientras que el Azud lo hace al nivel del cauce, bastante más abajo) y también la existencia del acuerdo municipal de reparto de aguas de la depuradora de 1988 por el cual el Ayuntamiento "repartió" las aguas supuestamente depuradas en porcentajes similares entre la Sèquia Major y Marxena, quedando un 16 % para el Assut dels Moros, porcentajes de aprovechamiento que no se mantienen pues de hecho la cesión de agua al Assut es mucho mayor, llegando a constituirse como una compañía de riego más hasta el extremo de que la misma agua se puede repartir en muchas ocasiones a los mismos regantes por Marchena o por el Assut, siendo que en parte se sigue utilizando la canalización de Marchena, con problemas para abonar los costes del mantenimiento, (según el sobresequier). Pero es que además el Assut dels Moros, aprovechando una circunstancia histórica de suma importancia como es la continuidad o conexión entre las rafas de los tres assuts (de los Moros, Argamasa y Comuns, (probablemente un ejemplo de máximo aprovechamiento de las aguas de avenida y sobrantes del río) ha extendido su propio sistema de regadío más allá incluso del alcance primitivo utilizando sus rafas y ramales excavados en profundidad para entubar y repartir el agua recibida.
Para terminar y a mi criterio este blog apenas puede hacer apuntes rápidos (y a veces poco acertados) lo que sobrepasa con creces las implicaciones de hondo calado de lo que hasta aquí se está diciendo. Las Universidades deberían entrar al tema, con la participación del Ayuntamiento, de las Compañías de riego y otras entidades que han mostrado interés por la investigación en infraestructuras hidráulicas. No hay un mapa actual de ramales de Marchena, y el existente data de 1914, fecha en la que nuestro insigne cronista D. Pedro Ibarra y Ruíz, incluyó en su obra Estudio acerca de la institución del riego de Elche y origen de sus aguas, un Plan de la Acequia de Marchena y sus brazos que pese al título no es más que un apunteYa hay recursos para trasladar lo que aún subsiste a los planos y cartografía georeferenciada, como primer paso para saber y valorar lo poco que queda de un sistema hidráulico merecedor de mejor suerte.

1 comentario:

  1. Muy bueno el reportaje, junto a la acequia Mayor el canal de desvío del panta, los partidores y los molinos, forman un entramado hidráulico de inestimable valor asociados al palmeral Unesco, la pena es que no hacen ni puñetero caso los políticos, y dejan abandonados los huertos y acequias.

    ResponderEliminar