miércoles, 18 de mayo de 2016

Marchena en los alrededores de la Argamasa

Mientras termino de aclararme con la cronología y la función de los restos del assut de la Argamasa, y va para largo, hay que mencionar otros no menos notables en sus inmediaciones. 
La compleja red de regadío.
Que yo sepa hay al menos tres canalizaciones distintas en el mismo lugar situadas a distinto nivel y restos de una cuarta, perceptible por la presencia de un acueducto. Además Marchena se ramifica en ese punto en tres brazales, uno que se mantiene paralelo al río, para subdividirse unos metros más abajo mientras que otro, el más potente, toma dirección a Poniente; además la diferencia de cota entre el terreno circundante y la rafa  es aquí superior a 3 metros, es decir que la acequia primigenia debió ir a 4 metros por debajo del terreno, mientras que pueden apreciarse dos canalizaciones entubadas y una tercera que discurre por su fondo aprovechando el cauce preexistente, 



Según me comentan en el AHME aquí nace el Contrapenat, brazal que iría a  reforzar el riego a las tierras de Penat, que cruza el Barranco de los Arcos y recibe ese nombre precisamente por la escasa diferencia de nivel que dificulta el riego por gravedad. Un tajamar de piedra, probablemente extraído de niveles más profundos queda como testigo mudo de la importancia del lugar.

Los acueductos 
Un poco más allá, en el brazal de Poniente un acueducto salva el cauce mediante un arco rebajado de ladrillo sobre estribos de piedra y argamasa, el único resto que queda de una canalización procedente (presumiblemente) de Villa Marsilia evidenciando aún más si cabe, la complejidad y antigüedad del sistema de regadío en este punto. El arco y la acequia asociada apenas es perceptible en el vuelo Ruíz de Alda (1929), mientras que en vuelos posteriores la acequia ha desaparecido. El riego por elevación y el posterior entubamiento de las acequias se llevó por delante buena parte de la infraestructura tradicional de regadío de la comarca.
Clave del arco

En el mapa de Terrasit se menciona el cruce de la Carretera del León y el brazal de Poniente como Pont alt, un nombre que indica la diferencia de nivel que mencionamos más arriba, notable aún a más de 200 metros y que se prolonga casi hasta el Barranco de los Arcos. 
Carretera del León. El Pont Alt








Muro y tuberías junto al Pont Alt






En ese punto (el Pont Alt) existe de nuevo otra muestra de nuestra compleja red de regadío, con tuberías a varios niveles y restos de acequias a cielo abierto con un muro que presenta dos caras: la del brazal de Poniente supera claramente los 2 metros de profundidad, mientras que la otra forma parte de una acequia de riego abandonada que circula solo un poco por debajo del nivel actual del terreno. Un poco más allá hay un acueducto que supera el cauce por encima, fabricado a partir de un solo sillar de más de 2 metros rebajado para actuar de cajero, similar en todo a los sillares del ramal Penat de Marchena sobre el Barranco de los Arcos. 



Este acueducto también carece de acequia que lo alimente aguas arriba. Aquí se presenta además una piedra con un orificio junto a uno de los tajamares por encima del nivel "normal" del agua y que probablemente servía como aliviadero 

Como anécdota, a lo largo del brazal de Poniente hay balizas de señalización de una ruta senderista de corto recorrido.



3 comentarios:

  1. Muy interesante como siempre, Gaspar. Esa zona la verdad es que está efectivamente repleta de todo tipo de elementos del patrimonio hidráulico que rápidamente va desapareciendo, testigos de la historia del costoso esfuerzo del riego en nuestra tierra. Tu curiosidad nos lo hace visible a todos. Gracias, pues yo no lo había pateado todavía, y se intuye que podía ser de interés por los indicios que asoman. Vicente Bordonado se conoce bien todo eso, y de hecho las balizas de señalización creo que forman parte de la "Ruta del Agua" que él promovió, y luego se abandonó absolutamente.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Raúl. A la derecha del cauce de Poniente se sitúa el Fondo de l'Alcavò. ¿Sabes algo o puedes enterarte de si en esa finca o en los alrededores hay algún aljibe, galería, balsa, etc? Venga

    ResponderEliminar
  3. Le pregunto a Jaime Soler, vecino de la nave industrial colindante, si no incluso propietario.

    ResponderEliminar