sábado, 2 de noviembre de 2019

Visitando la fuente de la Perdiguera


Sergio Gez, responsable del excelente blog Rutas y vericuetos, varias veces citado en entradas anteriores tiene una serie dedicada a las minas de agua en el N del término de Elche, bajo el epígrafe Patrimonio hidráulico de Elche y Crevillente, en las que expone y analiza el estado de cada una de ellas. Decir por lo demás que en la lista de Bienes de Interés Cultural que maneja el el servicio de Patrimonio del Ayuntamiento las minas de agua se mencionan como un sistema al disponerse de forma escalonada a lo largo del territorio; no obstante el análisis más completo que conozco está en el blog de Sergio. Así que las visitas a cada uno de los lugares que cita me permite comprobar su estado pasado cierto tiempo a la vez que recuperar la visión de conjunto que apuntan los papeles del Ayuntamiento.
Entrada a la mina parcialmente llena de agua de las recientes lluvias




La Fuente de la Perdiguera, para cuya historia y avatares remito a la entrada del blog citado está en un pequeño barranco tributario del Barranco del Grifo, al que posiblemente le proporciona agua, aunque también hay otras surgencias que lo alimentan. El acceso en la actualidad es bastante complicado por la proliferación de vallados, no obstante aún es posible llegar sin hacer "cosas raras".
La mina y el punto de extracción de agua se encuentran juntos, al fondo de una importante excavación sobre el lecho de piedra del barranco así que la encontré llena de agua por las recientes lluvias y con una abundante "bardomera" de cañas en su interior. 



Surgencias de agua
Restos de una acequia
Alineación de palmeras
Algo más abajo el agua brota en varios puntos a medida que se desciende al Barranco del Grifo y aún son funcionales pequeñas canalizaciones. El paraje tiene cierto interés, pues junto al verdor que proporciona el agua se pueden observar varias alineaciones de palmeras que probablemente se plantaron en los bordes de los bancales, al modo tradicional del campo de Elche. Además, pese al estado de abandono del paraje aún se conservan ejemplares típicos de la agricultura de oasis: granados, higueras, olivos (algunos de porte más que notable), algarrobos y curiosidades vegetales como un palmito de casi cuatro metros, un madroño y una morera.







No hay comentarios:

Publicar un comentario