domingo, 4 de agosto de 2013

En torno al olmo centenario de la ermita de San Isidro Labrador: objetivo conseguido

No hace mucho dedicamos una entrada a uno de los árboles monumentales del término municipal: el olmo que hay junto a la ermita de San Isidro Labrador  en el Derramador. Gracias a los desvelos de Raúl Agulló y no sé si de alguien más, una empresa especializada inició el tratamiento del árbol contra la grafiosis, enfermedad que está acabando con los olmos europeos. Raúl nos comentó que solo faltaba que el Ayuntamiento efectuara un alcorque adecuado para garantizar, al menos durante cierto tiempo que ese árbol estuviera en mejores condiciones para sobrevivir, y así ha sido. Desde aquí no queda más que volver a felicitar a Raúl Agulló por su empeño, a la empresa Agroquímicos Canals y  Fertinyect, quienes han efectuado el tratamiento de forma altruista sin pedir nada al Ayuntamiento, y finalmente, todo hay que reconocerlo, al propio Ayuntamiento quien haciendo caso a la insistencia de Raúl, ha recortado el asfalto (un poco escaso el alcorque, por cierto) proporcionando aire a las raíces del árbol. Por cierto, estamos ante un caso en el que, a criterio de quien suscribe, debería estar incluido en el listado de árboles a proteger del término al margen de si llega o no a los datos dendrométricos establecidos por Consellería, sencillamente por estar y formar parte de un lugar más que cualificado socialmente. Aunque las fotos que me ha pasado Raúl están hechas con nocturnidad, se aprecia claramente la mejora. Reproduzco además el texto del mensaje que recibí hace apenas cuatro días.


OBJETIVO CONSEGUIDO = Anteayer se realizó un pequeño alcorque perimetral en el olmo centenario de la Ermita de El Derramador, tras haber tenido que recurrir a una queja formalizada por escrito en la O.M.A.C., y su divulgación en varias redes sociales, para que alguien se tome interés en el Ayuntamiento. Os mando fotos.

Olmo de Las Encebras


2 comentarios:

  1. Ese Olmo habrá presenciado el incendio de San Isidro por partidarios de la tricolor, con intento de quemar al ermitaño en la hoguera diciendo "san Isidro milagroso, salvalo". Ah no.... Esas historias es mejor no contarlas, shhhh los rojos eran los güenos. Mejor hablar de falangistas estraperlistas y de la gran stalinista que ya no tiene monolito. No vaya a ser que algún ilicitano sospeche que hay otra cara de la historia, silenciada desde 1978.

    ResponderEliminar
  2. Los árboles, cuando viven lo que tienen que vivir lo ven todo. Que sigan viviendo. Por cierto en mi blog se cuenta lo que yo quiero contar; si tienes algo que contar monta tu el propio. Si sus contenidos me parecen interesantes me haré seguidor tuyo. Venga.

    ResponderEliminar