lunes, 18 de noviembre de 2019

Recorriendo el Barranc del Grifo 1

La mayoría de excursionistas que transitan el barranco del Grifo por libre terminan justo antes del vertedero de Els Cremats, probablemente con buen criterio por las penosas vistas que se tienen a partir de ahí, que contrastan precisamente con los paisajes del fondo del barranco hasta ese punto (también se desvía en este punto el PR CV 450, que recomiendo hacer, aunque no es el tema hoy).
Pero es que además se encajona y un denso cañaveral impide transitar por dentro; hay que salir del cauce y seguir aguas arriba para encontrar lo que considero su final, impuesto por las obras de delimitación que tanto la A-7 como la CV-850 le marcan.

Justo antes de llegar a las vías de comunicación una serie de muros de contención en perpendicular al supuesto cauce, hacen que este desaparezca. 



Pasado el cruce se pueden detectar varios ramales de los que el principal, que discurre en paralelo a las vías de comunicación en un trecho se vuelve a rellenar con un denso cañaveral. Así que por eso considero este punto antes del cruce el inicio del barranco; encima me gusta por lo que se puede ver.

1.- La surgencia de agua: consecuencia directa a mi juicio del material impermeable que hay justo debajo de la capa de tierra cultivable, como deja al descubierto el fondo del barranco.






La presencia de plantas típicas de humedal como el junco, evidencian que estamos ante una corriente de agua permanente; hay que recordar un sistema de captación situado justo en Els Cremats cuya manifestación más evidente es un canal excavado en la piedra a lo largo del cauce, que se prolonga por el margen izquierdo hasta el acueducto que hay un poco más abajo, famoso por haber sido desmochado y repuesto después.
2. El substrato impermeable. La excavación de las aguas de escorrentía en ese punto nos permiten ver un nódulo de lo que creo que es lutita fisible, material impermeable producto de la compresión geológica de la arcilla. Resulta curioso además el nivel de buzamiento o inclinación de los estratos, si consideramos que en su formación y compresión en las profundidades, la posición original fue la horizontal.
Durante un largo tramo, derrubios del nódulo de lutita

http://www.yporquenounblog.com/2012/09/el-barranc-del-grifo-entre-un-punto.html
http://www.elche.es/senderelx/sendero-barrancos-del-grifo-y-san-anton/
http://www.yporquenounblog.com/2013/12/yesos-y-agua-en-el-norte-del-termino.html

miércoles, 13 de noviembre de 2019

Más fotografías de Laurent en la BIVALDI


La Biblioteca Valenciana está inmersa en un proceso de digitalización y puesta en acceso público de los materiales bibliográficos y especiales de su fondo. Como resultado de ello tenemos que buena parte de las postales históricas de Elche pueden ser visualizadas para su consulta, como material para investigadores o simplemente por coleccionismo. En su día hicimos algunas entradas dedicadas a Jean Laurent, un excelente fotógrafo comercial que además de su propio taller en Madrid trabajó incorporando novedades en el tratamiento y las técnicas fotográficas de finales del XIX y principios del siglo pasado. 
Título: Sport indigena en Elche
Otras casas de postales comerciales hicieron uso de sus fotos, como ahora Cánovas. La fuente de fotografías digitalizadas entonces fué la Biblioteca Digital Hispánica, un portal dependiente de la Biblioteca Nacional de España que presenta material bibliográfico y materiales especiales digitalizados a los ciudadanos. Así que la entrada de hoy debe verse como una puesta a punto del contenido dedicado al fotógrafo Jean Laurent, digitalizado esta vez por la Biblioteca Valenciana Digital (BIVALDI).
Como curiosidad no exenta de interés, la fotografía del Molino Real recoge un conjunto de dependencias anexas hoy desaparecidas. 
Título: Un Aduar en Elche
Nota: La palabra "Aduar" es una voz que procede de los beduinos para indicar una o varias chozas o tiendas. 
http://www.yporquenounblog.com/2012/07/fotos-antiguas-de-elche-j-laurent-y.html


lunes, 11 de noviembre de 2019

Una nota en el lateral del Pantano


Cada vez que he pasado por el camino del merendero del Pantano, y lo he hecho varias veces como puede comprobar el sufrido seguidor, me ha llamado la atención una pequeña cascada separada de la cascada mayor que cae debajo del contrafuerte derecho del arco de la presa. El motivo, evidente en las fotos, es que las paredes del punto en el que caen las aguas parecen cinceladas, formando un ángulo prácticamente recto. En conjunto resulta algo difícil de digerir como subproducto del modelado natural y parece más una balsa o embalse cuya finalidad se me escapa, pues es materialmente imposible acercarse lo suficiente y las paredes opuestas están tapadas por las cañas.
Recorte vuelo PNOA 2004
Recorte Google maps actual
Las fotografías aéreas antiguas existentes en el Instituto Geográfico Nacional carecen de resolución suficiente para ver el supuesto embalse. Solo a partir del PNOA 2004 pueden apreciarse los detalles, coincidentes con la vista satélite del Google Maps, como se puede apreciar y que son semejantes en todo al estado actual.




Vista desde el camino del merendero. Fotografía de 2019
El acceso se hace por el deambulatorio que presenta el estribo derecho de la presa, desde el camino del merendero. Y me tocó descender con cuidado por el resalte rocoso que soporta el estribo. No recomiendo acercarse demasiado pues a partir de cierto momento estamos ante paredes prácticamente verticales y una caída al interior del supuesto embalse tendría graves inconvenientes para salir. Por ello, mi recomendación es observarlo desde el camino. 






Vista desde arriba

Como observación final, la diferencia en cuanto a la contaminación de las aguas en apenas dos años de diferencia me parece  lamentable y casi escandaloso. 


sábado, 2 de noviembre de 2019

Visitando la fuente de la Perdiguera


Sergio Gez, responsable del excelente blog Rutas y vericuetos, varias veces citado en entradas anteriores tiene una serie dedicada a las minas de agua en el N del término de Elche, bajo el epígrafe Patrimonio hidráulico de Elche y Crevillente, en las que expone y analiza el estado de cada una de ellas. Decir por lo demás que en la lista de Bienes de Interés Cultural que maneja el el servicio de Patrimonio del Ayuntamiento las minas de agua se mencionan como un sistema al disponerse de forma escalonada a lo largo del territorio; no obstante el análisis más completo que conozco está en el blog de Sergio. Así que las visitas a cada uno de los lugares que cita me permite comprobar su estado pasado cierto tiempo a la vez que recuperar la visión de conjunto que apuntan los papeles del Ayuntamiento.
Entrada a la mina parcialmente llena de agua de las recientes lluvias




La Fuente de la Perdiguera, para cuya historia y avatares remito a la entrada del blog citado está en un pequeño barranco tributario del Barranco del Grifo, al que posiblemente le proporciona agua, aunque también hay otras surgencias que lo alimentan. El acceso en la actualidad es bastante complicado por la proliferación de vallados, no obstante aún es posible llegar sin hacer "cosas raras".
La mina y el punto de extracción de agua se encuentran juntos, al fondo de una importante excavación sobre el lecho de piedra del barranco así que la encontré llena de agua por las recientes lluvias y con una abundante "bardomera" de cañas en su interior. 



Surgencias de agua
Restos de una acequia
Alineación de palmeras
Algo más abajo el agua brota en varios puntos a medida que se desciende al Barranco del Grifo y aún son funcionales pequeñas canalizaciones. El paraje tiene cierto interés, pues junto al verdor que proporciona el agua se pueden observar varias alineaciones de palmeras que probablemente se plantaron en los bordes de los bancales, al modo tradicional del campo de Elche. Además, pese al estado de abandono del paraje aún se conservan ejemplares típicos de la agricultura de oasis: granados, higueras, olivos (algunos de porte más que notable), algarrobos y curiosidades vegetales como un palmito de casi cuatro metros, un madroño y una morera.







lunes, 28 de octubre de 2019

En la memoria: El Club d'Amics de la UNESCO / Josep Antoni Ybarra


Tras una semana de ausencia para cargar batería me encuentro en el correo una saludable propuesta de Josep Antoni Ybarra. Casi todo lo que me remite se lo publico más pronto que tarde entre otras cosas porque su contenido forma parte de mi memoria y de paso, casi siempre, de la memoria colectiva de los ilicitanos, al menos de una parte significativa de ellos. En este caso un homenaje y entrañable recuerdo al Club d'Amics de la UNESCO d'Elx
En la época más dura de la transición pese al agobiante control de las "fuerzas de orden" fue un referente cultural, un lugar de encuentro y reflexión para todo el mundo. Los que entonces eramos apenas unos jóvenes con inquietudes pasábamos por allí entre otras cosas para descubrir que había algo más allá de lo que pretendían ocultar y reprimir los poderes establecidos. Todas las organizaciones progresistas de la ciudad pasaron o se fundaron allí o crecieron a partir de su poderoso influjo. Encima en ese pequeño y modesto local se hacía de todo: cine, teatro, exposiciones, charlas y recitales poéticos e incluso ensayos musicales. Por lo que a mí respecta además de lo que comenta Ybarra, decir que asistía a los ensayos de l'Esbart Elx-Folk pese a no tener buena voz ni tener mucha idea de tocar guitarra. El Pera, Antón Latour, la excelente voz de Paqui (ahora Francesca), la flauta de Salvador y el empuje de Ybarra fueron el alma de un grupo merecedor de mejor suerte. Sigo creyendo que la versión del Elogi dels diners de Anselm Turmeda era mucho mejor de la que después nos regaló Raimón. 
Además del contexto histórico de la época (las huelgas silenciadas, los ecos de Mayo del 68, la revista Triunfo y Cuadernos para el Diálogo que comprábamos al alimón para enterarnos de algo...), nuestro  horizonte cultural se completaba con las charlas en la trastienda de la recién creada librería Séneca, el empuje de algunos profesores del Instituto, La Carátula y ocupando una posición preeminente, el Club d'Amics de la UNESCO d'Elx.
Com sempre, gràcies Ybarra


Fa ara 50 anys en Elx. El Club d’Amics de la UNESCO en la memòria
Josep-Antoni Ybarra
Professor jubilat de la Universitat d’Alacant.

Estàvem al 1968. Fèiem un curs de valencià que la Coral Il·licitana havia programat. Duríem unes quantes classes, quan de sobte ens quedarem sense aula. Algú, per ordres superiors, havia decretat que això de fer un curs de valencià on Pepe Maraldes ens feia de mestre, era alguna cosa subversiva. Doncs bé, què fer? En la Coral no podien seguir. La Penya Madridista –un altre lloc públic- no calia ni tan sols preguntar si ens cedien un espai; sabíem que anaven a dir-nos un no segur. Al Casino? Cóm anàvem a anar a parar a un cau de burgesos i espanyolistes? Aleshores, què fer, on anar?
De sobte Toni Bru i Pepito Maraldes ens presenten un lloc nou alternatiu. Era un baix. Un magatzem. No massa gran. Però on cabíem tots i totes. No necessitàvem molt més. No recorde ara si continuarem fent classes de valencià o no, però el que si que passà es que allò -aquell nou espai- es convertí en un lloc de trobades, d’activitats, d’iniciatives, de presentacions de gent, de llibres, d’idees i de propostes. Fou l’any de l’estat d’excepció a Espanya, el 1969, quan el Club d’Amics de la UNESCO es fundà a Elx. Un parell de nassos!!! Res fàcil. Maraldes i Toni Bru, sempre per enmig, se la jugaven una vegada més. Nosaltres, pot ser per ignorància, per curiositat, per espenta, per ansietat,.... allí estàvem. I fou el lloc on començarem alguns a entendre allò de què significava ser i sentir-se poble, pensant que hi havia alguna possibilitat per millorar la condició de la gent del carrer, incloent-nos a nosaltres mateixos; fou el lloc on començarem a preguntar-nos del per què d’aquella marginació que patia la llengua que l’havien parlat els nostres avis i parlaven els nostres pares.
1977. Exposición en la sala de exposiciones de la Caja de Ahorros de Alicante y Murcia, de la calle Santa Bárbara de Elche, titulada "Set aspectes de la situació de l'home". En la foto, de frente y de izquierda a derecha, los pintores Díaz Padilla y Pepe Azorín, Jaime Brotons Guardiola, responsable de la Obra Social de la Caja en Elche, Ernesto Contreras, crítico de arte y teórico del Grup d'Elx, y los pintores Albert Agulló, Sixto Marco y Antoni Miró.
Per aquell local del carrer de l’Olivereta (en aquell moment es deia Padre Lorenzo), passà en poc de temps tanta gent i passarem tantes coses que no podria recordar. Personatges com Cèlia Amorós, Josep Vicent Marqués, Josep Lluis Blasco, Lluis Alpera, Vicent Ventura, Eliseu Climent, Ricard Pérez Casado,..... gent que venia i es sorprenien de que allà baix -la majoria venia del nord, de València-, al sud d’un país que estava desfet, hi haguera un grup de gent en ganes i entusiasme de tirar endavant un projecte de país i de llibertat. Tota una sorpresa per la gent. I nosaltres aquí teníem activitats, xarrades, fent coses, teatre, recitals de poesia, coneixíem per primera vegada a Salvador Espriu i a Miguel Hernández, a Maiakovski i a Joan Salvat-Papasseit; i també de tard en tard, visites de la policia. No sé cóm Maraldes i Bru ho pogueren resistir i aguantar el temps que durà tot aquell projecte. Qui ho sostenia econòmicament? S’ho preguntaré a Juanito Campello quan el vega, però supose que Maraldes deuria ser el soci capitalista. Qui ho alimentava ideològicament?
Aquí si que hi havia un grup de gent que feia propostes i les tirava endavant sempre que podia; estaven Bru, Castillejos, Maraldes, Juanito Campello, Ruben, Ismael i algú més. Activitats del tipus de teatre, cinema, lectures, comentaris, xarrades sobre la situació nacional i internacionals, exposicions de pintura, etc. Per ressaltar un parell d’elles, recorde el vore de forma clandestina, ja que estava prohibida aleshores, El Acorazado Potemkin d’Eisenstein, en una moviola on ens entretenien veien l’escena de l’escala infinitat de vegades. Igualment altra de les coses que es feren al Club d’Amics de la UNESCO eren exposicions; sobretot m’impressionà una feta per El Grup d’Elxòbviament eren els quadres, però sobretot quelcom que encara avui no està assimilat i es
el distingir entre valor i preu de les coses, ja que aquell Grup d’Elx, els pintors, valoraven els quadres que tenien penjats atenent al cost de materials que havien ficat en ells -pintura, llenç, marc, paspartú, etc.-, més el preu-cost de les hores que hagueren tardat en pintar el quadre; d’aquesta forma, volien deixar clar que l’art, no podia ser una activitat especulativa, sinó que el treball de l’artista deuria estar al mateix nivell que el cost que poguera tenir l’hora d’un treballador de la sabata o de l’obra. 
No sé on estarà un quadre que Castejón pintà i es penjà en la paret que hi havia res més que entraves al Club: un Crist Obrer en camiseta sport, impressionant. El valor que avui tindrà eixe Crist Obrer en camiseta sport no serà el mateix que el regal que Castejón ens feu en aquella ocasió a tots els que formàvem part del Club. La generositat, la amistat, la sinceritat entre la gent, les ganes de fer un mon millor, tot allò estava reflectit en aquell quadre; mai tindrà el valor que li puguen donar en qualsevol altre mercat. El Club d’Amics de la UNESCO era el mercat, o millor dit, la plaça on posàvem tots la voluntat de i per al canvi i de la millora de la gent i del mon.
Toni Bru en primer plano. Y también Emili Rodríguez Bernabeu, Lluis Alpera y Jaume Pérez Montaner.
Fuente: http://www.elche.me/imagen/toni-bru-gomez-1917-1981
De fet, nosaltres al Club responíem a les idees que programava la UNESCO: fer de portaveu i ocupar-se de salvaguardar la Declaració Universal dels Drets Fonamentals de l’Home. Açò era en el fons el que nosaltres, en el Club, tractaven de fer. Conèixer la situació de discriminació, de marginació, d’explotació, de submissió i de falta de llibertat, que molts dels que vivien prop de nosaltres (o nosaltres mateix) podien patir, i no sols denunciar-lo, sinó espentar per ajudar a revertir aquelles situacions. La llibertat i la democràcia eren les aspiracions que en aquell moment tenien com a objectiu immediat i que el Club d’Amics de la UNESCO ens ensenyà.
Avui Elx te l’orgull de mantenir una intensa relació amb la UNESCO. Es destacable el fet de tenir tres patrimonis de la humanitat, tres. I que com tot patrimoni cal mantenir-lo i tenir cura d’ell, i si no es així, es perd. I aquesta observació cal tenir-la present en algun d’estos tres casos, sinó en els tres, ja que caldria d’una certa millora en quan al manteniment i adaptació a les exigències que se pugen trobar (cas de les noves circumstàncies que se l’han presentat al Misteri en relació al descobriment dels banys àrabs del mercat). I es que la UNESCO no sols es una institució de concessió de títols i de favors, sinó d’exigències en el compliments de les normes per dignificar la situació i les actuacions de l’home. En este sentit, Elx tingué abans d’aquests tres patrimonis una important relació en la UNESCO, en tant que fa ara 50 anys el Club d’Amics de la UNESCO es fundà en Elx, en objecte d’arribar a aconseguir un altre patrimoni: el de la llibertat i el de la democràcia; un patrimoni que poguera dignificar a l’home.
I allí es raonaven aquestes situacions d’explotació i de marginació que l’home estava patint; allí es cantaven algunes de les reivindicacions que es demanaven. Al local se sentien les veus del Grup de Folk de Barcelona, de Pi de la Serra, de Bob Dylan i sobretot, de l’Esbart Elx Folk; la raó era ben simple, doncs era on assajàvem. Era on enredoniem moltes de les cançons que cantàvem; la Cançó de les Balances de l’Ovidi, l’Elogi dels diners d’Anselm Turmeda, la Cançó del Comerciant de Bertolt Brecht, o el Xe que a gust amb afegitons d’estrofes que l’Antoni Bru s’havia inventat.
Pel Club passaren gent de l’HOAC i gent del PCE; gent de tot tipus; recorde a Juan Ramon o a Pamies, a Justo Linde o a Pepe Fernández. Tots ells es serviren del Club i el Club es servi de tots ells. Aquell Club fou una peça més per tirar endavant en la voluntat de fer un mon millor per a tots aquells que estaven marginats. No sé si avui caldria refundar aquell Club; me passa pel cap que torna a haver un munt de gent marginada. 
Conferència de Joan-Carles Martí i Casanova amb motiu de les llibertats nacionals del País Valencià. Elx 1978 o 1979.
D'esquerra a dreta: Andreu Morell i Marco, Josep Maraldés i Ibarra, Joan-Carles Martí i Casanova i Antoni Bru i Gómez

NOTAS:
Encabeza la entrada la propaganda del acto inaugural en la Cátedra Pedro Ibarra: http://www.elche.me/personaje/club-de-amigos-de-la-unesco 
La fotografía de 1977 está sacada de la interesante nota sobre el Grup d'Elx, del Ayuntamiento de Elche: http://www.elche.es/museos/mace/el-grup-delx/#!
Hay que pasar por la biografía de Toni Bru: http://www.elche.me/biografia/bru-gomez-antoni
Homenaje a Toni Bru: https://www.lasprovincias.es/v/20110425/elche/senyors-politics-valencia-20110425.html
Conferencia de Joan Carles Martí: http://www.elche.me/imagen/conferencia-de-joan-carles-marti-i-casanova-les-llibertats-nacionals-del-pais-valencia-1978

domingo, 13 de octubre de 2019

¿UN ABREVADERO CERCA DE LOS MAGROS?

Pasados los calores más intensos del estío toca volver a patear las sierras, así que empecé por ver algunas cosas que se quedaron pendientes en anteriores salidas. Ahora toca mencionar un probable sistema de almacenamiento de agua de escorrentía cerca del molino de Los Magros. El tema se mencionó de pasada en alguna entrada anterior, sin llegar a entrar al detalle. Lo cierto es que en ese punto coinciden un montón de elementos de interés: la presa de les Taules y el arranque histórico de la Sèquia Major, restos de un azud o presa presumiblemente romana que otro día veremos con detalle y fragmentos de un camino excavado en la piedra y en parte sobreelevado, que podría ser una vía pecuaria  que conecta con la Torre de Carrús y el barranco de Barbasena (¿la Colada del Puntal del Buho, Cañada Cantal? ). 
El supuesto sistema de almacenamiento de agua de lluvia consiste en una serie de pozos circulares o semicirculares en el fondo de un pequeño barranco de arenisca sin vegetación y con paredes de cierta pendiente limpias de cascajo y piedra, que presentan un canal de conexión probablemente excavado. Todos los pozos (al menos tres grandes y otros pequeños) parecen hechos a mano con paredes verticales, formas circulares y un canal que los conecta. Conservan agua ahora mísmo, aunque en otras ocasiones aparecen secos. Presumo que si alguna vez se limpian pueden tener bastante profundidad. Y se me ocurre a falta de una explicación mejor y dado que por allí pasa una cañada, una función similar a las cubetas vistas en el abrevadero de Leguey. Lamentablemente la gente deja un poco de todo: carros de supermercado, botellas de vidrio y de plástico, cristales rotos, marcos de ventana, cascotes de obra, etc., por lo que su visión no resulta especialmente aleccionadora. Una pena aunque solo sea porque muy cerca va mucha gente a pasar el día, hay papeleras unos cuantos metros  más allá y me consta que de vez en cuando la empresa de limpieza pasa por allí.

Segundo Pozo
Tercer pozo, con agua en el fondo

Canal que los comunica