domingo, 31 de julio de 2016

Carriladas en la Serra del Porquet



En los alrededores del Camino Viejo de Elche, entre el barranc dels Flares y San Gabriel, partida rural de Bacarot en el término de Alicante, hay un conjunto más que interesante de carriladas, un viejo camino supuestamente íbero que se conserva en un entorno más que degradado, aunque pese a ello parece que se han podido localizar canteras y restos de poblamiento de la época. Dado que las crónicas dando cuenta de carriladas están en este blog, aunque algunas caen fuera del término municipal como las de la Cochera, en el camino viejo de Aspe, las de Agua amarga, también en el término de Alicante y las del Molar a caballo entre Elche y San Fulgencio (aún pendientes de citar aquí) pues aquí van. Lo cierto es que este blog se hizo mayor a partir de mis salidas para describir y ubicar las carriladas en la roca repartidas por nuestro término. Pero es que además diré que fue Ferrán Arasa planteando tal posibilidad el germen de la serie de entradas dedicadas al tema, así que como en la época no habían delimitado territorios en comarcas ni términos municipales, me permito la licencia de publicarlo aquí.

Els camins antics de la partida de Ferriol d’Elx (El Baix Vinalopó)  / Ferran Arasa i Gil en LUCENTUM XXVIII, 2009, p. 75-90:
Un detalle añadido del mismo autor:
Topografía de les restes de camins conservades a la partida de Ferriol d’Elx (El Baix Vinalopó), / Ferran Arasa i Gilen Saguntum, 39 2007, p . 165-166

Conocí la existencia de las mismas a través de la tesis doctoral de Morote Barberá: La Via Augusta y otras calzadas en la Comunidad Valenciana

 y un artículo-resumen del mismo que pude obtener primero fotocopiado y después en su formato original impreso para intentar ver las fotografías al máximo detalle posible y determinar el lugar en el que aparecían las carriladas, allá por el 2012. 
José Guillermo Morote Barberá


Texto completo
Una de las fotografías, ahora lo sé, era precisamente del tramo ascendente de la Serra del Porquet. 


Finalmente, gracias a la entrada dedicada en  Partidas rurales Bacarot pude localizar el paraje. 

La tesis doctoral de Morote integraba estas y otras carriladas en la Vía Augusta o alguno de sus ramales. Ahora sabemos que la ingeniería caminera romana no incluía caminos carreteros sobre la piedra desnuda en un solo carril como vemos; más bien podemos afirmar que desde los romanos, los caminos fueron hechos permitiendo el cruce de carros sin necesidad de mayor artificio (ancho mínimo de 3 m.) y digo yo que esa es precisamente una de las características básicas que distingue una de otra. En el Castellar de Meca, la obra más acabada y estudiada de la ingeniería ibérica aparece un camino tallado en la roca en un solo sentido, que incluía entre otras cosas apartaderos, lugares diseñados para permitir el paso de carros en sentidos opuestos. 

Otro de los rasgos básicos de la ingeniería ibérica es que podía incluir el fondo de los barrancos como lugares de paso de su camino (y aquí hay que tener en cuenta que el rozamiento de las ruedas en la piedra es bastante menor que cualquier superficie blanda) cosa poco o nada frecuente en la caminería romana, que suelen sobreelevarse sobre el curso de las aguas. Un tercer rasgo distintivo es que mientras el camino romano se fabrica mediante una capa superior de gravilla y arena compactada, relativamente fácil de reparar y mantener, el camino íbero va hundiéndose progresivamente por el paso de los carros y obliga a "obras de mantenimiento" peculiares. Aparecen así caminos que terminan excavados en trincheras, sucesivamente ensanchadas para permitir que los carros y la carga no tropezaran con la piedra circundante. Con todo, el elemento definitivo está relacionado con el ancho de eje de los carros o la huella que dejan en la piedra. El eje romano tiene alrededor de 1'40 m. de centro a centro de rueda, mientras que el eje íbero es de apenas 1'20 m., lo que hace materialmente imposible circular a los carros romanos sobre los caminos supuestamente íberos. Aunque hay más diferencias de detalle, hoy nos quedaremos aquí. Quienes hayan tenido la paciencia de observar el material gráfico incluido en las entradas podrán observar estos detalles y otros. 
Volviendo al tema. Aunque tengo pendiente más visitas de detalle en la zona, para observar la relación del camino con el yacimiento ibérico de Colmenares,  y la relación entre este camino y los caminos de Saladas, tenemos al menos: 


Camino principal. Profundas carriladas y centro rehundido por el paso de animales de tiro

un camino principal, entendiendo como tal a una carrilada limpia y completa que se presenta excavada en la piedra a cierta profundidad, con un rehundimiento central en el centro de la carrilada debido al paso de los animales de tiro. Este camino principal parece provenir del llano y dirigirse a la costa. En Agua Amarga aún pueden verse huellas de carriladas.

Al menos un  camino menor si nos atenemos a la profundidad y detalle de las carriladas, que se prolonga a lo largo de la línea de cresta de la Serra del Porquet. Las huellas no son tan profundas y el paso de animales ha dejado marcas superficiales
Un apartadero, similar en todo a los del Castellar de Meca, siendo posible seguir el desdoblamiento de los carriles, hasta aparecer dos pares de carriladas separadas y delimitadas y su posterior confluencia para volver a unirse y formar un solo par. En el término de Elche el camino del Barranco de San Antón presenta al menos dos de estos apartaderos y el camino de Saladas también.
A lo lejos pueden observarse dos pares de carriladas
Punto de unión de dos carriles. Final del apartadero
Punto de extracción de piedra junto al camino




A lo largo del recorrido aparecen puntos de extracción de piedra que se explican precisamente por la mera presencia del camino en una época en la que la piedra es el principal material constructivo, sin que hasta hoy haya podido ver alguna cantera capaz de explicar por sí misma la presencia del camino, algo que sí que pasa en el caso del Barranco de San Antón y en el de Saladas. Pasados los calores volveré sobre el lugar.

Dos entradas dedicadas al camino en Rutas Arqueológicas por Alicante 
http://arqueologiaalicante.blogspot.com.es/2016/03/calzada-antigua-de-la-sierra-del-Porquet.html

http://arqueologiaalicante.blogspot.com.es/2016/03/hipotesis-sobre-la-antiguedad-la.html

1 comentario:

  1. Me encanta. Apasionante para quienes valoramos las marcas de la historia en el territorio que nos ha visto nacer, y me alegro de que se conserve.

    ResponderEliminar