jueves, 1 de octubre de 2015

La Animeta o las ruinas de La Arcadia feliz (1)

   
No teniendo Elche aguas de pie, las exploraciones han de llevarse a cabo por el único punto donde puede haberlas, por el Norte del término, derivaciones del valle de Biar, propiamente del Vinalapó. Digna es de especial mención la importante labor que está llevando a cabo en estos días el ilustrado doctor D. José María López Campello, en una extensa finca de su propiedad La Arcadia al Norte de Elche, en sitio donde de antiguo brota un pequeño manantial perenne llamado Animeta.

Estudio acerca de la institución del riego de Elche y origen de sus aguas / Pedro Ibarra y Ruíz, Madrid, 1914, p. 85

Tan poético nombre, La Arcadia, dado por nuestro ilustre cronista evocando una utópica sociedad agrícola feliz a la finca propiedad de un familiar político suyo (el Dr. José María López Campello) poco debió de estar en uso, pues me ha sido imposible encontrar otra cita, manteniéndose en cambio el popular Animeta de entrañables recuerdos. Los días de salir al campo a fer herbetes el día de l'Ascensió..., o en la Pascua cristiana (dies de mona...) muchos ilicitanos acudían al paraje a pasar el día, beber de sus aguas e incluso a recogerla para llevar ..., en definitiva a disfrutar. Así ha quedado reflejado en el folclore local. De hecho, hasta bien entrado el siglo XX aún era posible ir al lugar y beber de su fuente. 
Belloteras y valla
Bellotera de La Animeta
Detalle de los depósitos que probablemente acumulan el agua de la mina 
El desplome de la porchada ha afectado seriamente al tejado de la casa












Hoy lo único que queda en pié es la casa (reducida a su mínima expresión tras el desprendimiento de la porchada), la mina, las conducciones asociadas y el embalse circular que aún recoge un exiguo caudal probablemente aprovechado por una finca cercana situada en las inmediaciones del barranco, cuyo propietario, por cierto, ha vallado su tierra incluyendo la bellotera y el barranco.
Panorámica trasera de la casa con los piñoneros secos
Como introducción general recomiendo visualizar el vídeo de la revista MOPTI para conocer su estado hace menos de un año y comparar con el reportaje fotográfico adjunto que presento hoy, realizado hace apenas unas semanas.

Ventana abocinada 
1. La casa.
En el vídeo ya se perciben las edificaciones traseras y los corrales en un estado ruinoso; tres pinos piñoneros de cierta envergadura definitivamente secos (hace unos años aún vivían) acentúan la sensación de abandono del paraje. Quedaba no obstante la parte delantera, en especial el porche adornado con cenefas de madera.  En menos de un año se ha venido abajo afectando gravemente el tejado como se puede ver con lo que probablemente el deterioro de las dependencias que aún quedan se verá acelerado. 
Detalle del ventanal interior desde el salón
Suelo del salón
Escaleras. A la derecha acceso al palomar en la planta superior
En el interior, un salón ocupa todo el ancho de la casa con un  arco que deja ver las dependencias desde el salón. Detrás, la cocina, una habitación y unas escaleras. A continuación de la cocina una habitación excavada en la tierra a una altura inferior que conserva restos de enlucido, probable despensa construida de manera que aseguraba una temperatura constante a lo largo del año. La habitación a la derecha de la cocina, encalada, tiene vigas rústicas de olivera sin desbastar, como el palomar situado encima del salón, al que se accede por una escalera 
Cocina. Marcas dejadas por lo que sería un tiro de chimenea.
Probable despensa junto a la cocina
Viguetas de olivera en la habitaciòn
Detalle del techo del palomar
Teja de Quiles Cerámica ilicitana, con un  huecograbado que representa una palmera

En una próxima entrada veremos la mina y los alrededores.

5 comentarios:

  1. Alguien me puede decir la ubicación gps? O la ubicación en el plano? Gracias

    ResponderEliminar
  2. Se va por el histórico camino de las Vueltas de Ferriol, que ahora también está indicado con señales del tramo ilicitano del Camino de Santiago. Longitud: -0.6935032 Latitud: 38.304578

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Me acercaré a conocer la finca

      Eliminar
  3. Por cierto, vaya tela los cazadores en este lugar. Se han puesto las botas a pegar tiros. Está todo el entorno repleto de cartuchos, y también de platillos rojos de los que se usan para el tiro al plato. Tanto por el monte como en el interior de la casa y en varios "escondites" improvisados como la trinchera exterior de la mina, las casetas semienterradas para el bombeo del agua, o una casa de aperos. Sólo falta que además de contribuir a atajar un poco la plaga de conejos, también creen un desafortunado campo de prácticas para la moda del dichoso softball o paintball.

    ResponderEliminar