jueves, 28 de febrero de 2013

La revista Iris y la fabrica de alpargatas de Juan Orts Miralles


La fecha en la que se imprime el artículo que comentamos, 1912, es el año del asesinato de Canalejas y de su intento regeneracionista; se sitúa entre dos momentos históricos relevantes, la Semana trágica de 1909 y la huelga revolucionaria de 1917, una época en la que se va espesando el caldo de cultivo de la posterior intervención militar con la Dictadura de Primo de Rivera y a más largo plazo la Segunda República y la Guerra Civil. En ambas fechas las ciudades intervienen plenamente; baste recordar los graves acontecimientos en Alicante, Alcoy o Elche en la Semana Trágica o los de 1917.  También hay que situar el contexto internacional pues se está a las puertas de la Primera Guerra Mundial.
La revista Iris se adelanta a lo que será la norma en la Dictadura de Primo de Rivera: el predominio de contenido literario o banal, un declarado apoliticismo cuando no directamente como el caso que nos ocupa, el canto al interclasismo y las bondades del empresario padre de sus asalariados. No deja de ser curioso que transcurridos cien años, ser asalariado en las condiciones descritas sea un lujo y ser empresario o empleador una auténtica aventura.

El empresario dictando la correspondencia a su hijo
Juán Orts Miralles es un ejemplo paradigmático del modelo de relación empresarial mencionado más arriba, como se desprende de una atenta lectura del material.  Por lo demás estamos ante una personalidad local, conocido por haber adquirido el Huerto del Cura y haber iniciado las profundas transformaciones del mismo desde un típico huerto de labor hasta lo que hoy en día puede verse, aunque será su hijo Juan Orts Román (a quien se puede ver en la foto de arriba, creo) quien terminará materializando el proyecto.
Operarios a la salida de la fábrica. 
La revista Iris está parcialmente digitalizada en la Biblioteca Digital Hispánica

Sección cosido
Ficha catalográfica:
Iris [Texto impreso] : revista decenal               
    
ISSN:
2173-5018
CDU:
(051)
Título uniforme:
Título:
Publicación:
Alicante : [Iris]
Frecuencia actual:
semanal, oct. 1912-
HTTP:

Sección Suelas
 Por lo demás aparecen algunos elementos de interés en el reportaje como las fotografías (reproducidas aquí) o la descripción de los procesos productivos diferenciando claramente los que se hacen en el interior de la factoría y aquellos que se realizan a domicilio, un rasgo histórico permanente de nuestra industrialización.

Tenemos una fotografía de la fábrica procedente de las fotos antiguas de Elche de la Cátedra Pedro Ibarra:




,


martes, 26 de febrero de 2013

AL CASTELLAR DE MORERA POR UN ITINERARIO POCO COMÚN



Los seguidores del blog saben que casi todas las semanas ando enredado por el Norte del término. Después de tantas carriladas y petroglifos decidí hacer un alto en el camino y encaminar mis pasos a Ferriol (de nuevo) para terminar en El Castellar de Morera, un montón de años sin subir. 

Decidí desestimar la ruta habitual desde el Pantano para hacerlo justo por donde casi nadie lo hace: por las paredes verticales que miran al Este, allí donde la erosión eólica ha tallado pináculos y profundas oquedades en un paisaje más que peculiar. 

Al final no resultó tan complicado y tiene varios premios añadidos: se puede ver la cantera del Castellar, sin salida aparente hacia el valle por lo que puede que se haya mantenido intocada desde hace un montón de tiempo (tengo que volver a confirmar el detalle), una magnífica visión de lo que llamamos la cola del Pantano cubierta de carrizo, algunas curiosidades botánicas como un hermoso rodal de oloroso espliego y otros arbustos peculiares que otro día diré y por fin, como premio final, se sale a una de las partes recién excavadas, con dependencias y restos de las murallas del recinto en un punto en el que alcanzan más de metro y medio de espesor y una muestra del excelente trabajo de consolidación y protección de los restos y las dependencias excavadas; desde aquí mis felicitaciones al equipo.

La cola del Pantano; en primer término restos de muralla



Consolidación y protección de la excavación

La vara, al final, mide 1'20 m.
Paseando por allí se llega fácilmente al “primer asentamiento” de Mariano Ros, una serie de bajorrelieves en mitad del Castellar con motivos que después repetirá en el actual (justo encima de la cantera de Santa María, arriba del Racó de Morera). 




Reloj de sol con el gnomón partido. 


A la vista de lo que allí hay se entiende que con toda amabilidad le invitaran a no seguir: movió piedras para construir su “cau”, realizó los bajorrelieves en la roca, introdujo cemento y fabricó mortero, alguien acumuló útiles diversos que después se han quedado allí, etc. Ese rodal concreto ha dejado así de ser testimonio de épocas pasadas, aunque en última instancia las Administraciones Públicas deberían haber sido más cuidadosas en su control y haber atajado a tiempo la intervención en uno de los yacimientos más importantes de la comarca, estrechamente vinculado según las últimas propuestas con la refundación de de la ciudad musulmana en su actual emplazamiento.

Restos cerámicos
Del paseo extraje unas cuantas observaciones de interés: me sigue asombrando la sobreabundancia de restos cerámicos esparcidos un poco por todos los lados. También algunos hoyos en la piedra, probables soportes para pilotes de madera, uno de ellos con restos cerámicos en su interior que algún “voluntario” ha decidido poner allí[1]; del mismo tamaño una pequeña cubeta con un canalillo (o sea un inevitable petroglifo, seguro que hay más) pero lo mejor de todo es que me fui con la sensación de que tengo que volver.
Hoyo en la piedra probablemente para meter un poste de madera, con fragmentos de cerámica


Petroglifo en el Castellar
Selección de material digital de interés:


Le Castellar de Morera d'Elche est il la Madînad'al-Askar des textes arabes? / Pierre Guichard








[1] La visita a yacimientos arqueológicos no controlados se debe hacer dejando intocado cualquier elemento en especial los restos cerámicos. Cuanto más completos se recuperan los cacharros más información histórica se puede extraer de ellos, así que no hay que mover las piezas; debería ser suficiente con fotografiarlas y dejarlas “in situ”.

viernes, 22 de febrero de 2013

Elche en el Madoz



La digitalización de libros importantes editados en siglos pasados con información local interesante está propiciando que se puedan recopilar las distintas visiones de nuestra ciudad y su entorno procedentes tanto de viajeros como de eruditos en distintas épocas. El hecho de ser generalmente ediciones prácticamente inencontrables, solo disponibles en algunas bibliotecas públicas y que el acceso a los originales en aquellas que tienen el material sea en muchos casos difícil para el sufrido lector proporciona utilidad adicional a las tareas que este blog asume con gusto. No obstante hay que decir que la senda la han abierto ilustres investigadores como EmilioSoler, a quien ya dediqué una entrada y que expuso en el ciclo de conferencias dedicadas al Barroco un auténtico programa para el seguimiento de las obras de viajeros en Elche y su comarca[1], un interesante material que me pasó Gonzalo y que usaré como guión para sucesivas entradas si previamente me autoriza el autor, aunque ya se ha publicado de forma parcial  (no obstante  creo recordar que el material se publicó completo aunque a día de hoy está parcialmente desaparecido y trasvasado a otros blogs, pero eso es otro tema).

El de hoy es probablemente uno de los documentos digitalizados más notables. El Madoz[2] obviamente no es una crónica de viajes, sino un intento de inventariar las riquezas del Estado. Es probablemente, con el Cavanilles (obra de la que se nutre directamente como puede comprobar quien compare ambas entradas dedicadas a nuestra ciudad, aunque aporta novedades interesantes, como el estado de la Acequia Mayor y otros) la obra más citada y consultada un poco por todo el mundo por la calidad de referencias estadísticas, sociales, monumentales e históricas que contiene. Por cierto, que también hay, aunque no se ha incluido ahora, un montón de datos estadísticos de interés local en la entrada dedicada a Alicante.

Enlace de descarga de la separata ELCHE EN EL MADOZ

El pdf contiene:
La portada de la obra con el añadido “Elche” y “Ed. de ¿...Y por qué no un blog...? tal y como se muestra en la ilustración de la cabecera de la entrada de hoy.
El mapa de Alicante de Coello y el plano de Elche inscrito en él, que acompañó a la edición del Madoz, ambos en la mejor resolución que he podido encontrar (material procedente de la Biblioteca Digital Hispánica)
La entrada correspondiente a Elche

Elx. Imagen procedente de Héctor Cámara

Notas de interés:

Fuente de la obra digitalizada:

Ilustración Exequias fúnebres de Pascual Madoz en




[1] No pude asistir pero gracias a Gonzalo Martínez tengo una copia de la presentación que hizo y que pretendo ir publicando aquí resumida.
[2] Diccionario geográfico-estadístico-historico de España y sus posesiones de ultramar / por Pascual Madoz . - Madrid : [s.n.], 1846-1850 (Establecimiento tipográfico de P. Madoz y L. Sagasti)
Véase además esta interesante entrada en wikipedia


miércoles, 20 de febrero de 2013

Fotos antiguas de Elche (2): Loty. El interior de Santa María



Lo primero que llama mi atención de la serie de fotos dedicadas al interior de la Basílica es su número; nada menos que 14 y un total de 20 contando portadas y alrededores. Creo que solo se ve superado en la provincia por las dedicadas al Castillo de Santa Bárbara de Alicante. Lo segundo es la sensación de recogimiento de las fotos dedicadas a la nave, desnuda, sin las filas de bancos con que se nos muestra hoy en día; su aproximación al altar, al baldaquín central y la vista de la nave desde el interior. 









 Como detalle interesante los soportes de la balconada del órgano, adornados por cuatro figuras y el propio órgano totalmente vestido, elementos probablemente desaparecidos en el incendio de la Basílica en la Segunda República. 



Una visita casi obligada al camarín de la Virgen, elemento central del templo 






Pese al número de fotos, muchas cosas se quedan en el tintero: una pena no tener las portadas laterales, más de la girola, apuntada levemente y elemento esencial en toda iglesia de peregrinación que se precie; la capilla de la Comunión, merecedora en general de un mejor tratamiento fotográfico por casi todos los que han captado imágenes de la iglesia.
Una espléndida vista de la sacristía
 Como sigue siendo el corazón de la ciudad por un montón de circunstancias volveremos; motivos no faltan: además del inevitable Misteri tenemos el Archivo parroquial, el Museo de la Virgen, el Mirador del Palmeral, las portadas...

Material adicional:

Cervantes Virtual:
Declaración monumental de la Basílica por la Comisión central de Monumentos, año 1965

La basílica en la Guía de la arquitectura de la Provincia de Alicante:

Fuente de las fotografías BVPB

Para un seguimiento de las entradas dedicadas al legado Loty



lunes, 18 de febrero de 2013

Fotos antiguas de Elche (2):La Basílica de Santa María en Loty. Los alrededores



 Al itinerario de aproximación a la ciudad desde los huertos de palmeras seguido por el fotógrafo visto ya en su totalidad en anteriores entradas, se suma ahora un itinerario particular sobre la Iglesia de Santa María. 
1.- Los alrededores

Casa de los Cosidó y Colegio de la Asunción
Santa María desde la Calahorra

El fotógrafo compondrá aquí algunas fotografías que son ya clásicas como la panorámica desde la Calahorra, repetida hasta la saciedad por profesionales y aficionados.  Entre las dedicadas al exterior quiero destacar la casa de los Cosidó antes de su reedificación al final de la década de los 70 del siglo pasado, con el edificio que apenas a asoma a su derecha, el portalón de entrada a lo que después de la guerra fue el Colegio de la Asunción de Nuestra Señora, único centro donde podían cursarse enseñanzas medias hasta la segunda mitad del siglo pasado; ahí me dio clases Sixto y su mujer, de quienes guardo un grato recuerdo. Otra fotografía interesante es la portada de la Casa de los Leones, sede de la familia Soler de Cornellà, antes de que el Arquitecto Serrano Peral añadiera un cuerpo superior.


Casa de los Leones

Otras resultan como mínimo curiosas y algunas brillantes.


Una primera recopilación de enlaces de interés:


Ficha del inventario de BIC de la Consellería: http://www.cult.gva.es/dgpa/documentacion/interno/504.pdf

Una entrada en el blog alicantesiempre, con intresantes fotografías de su interior

El Archivo de la Basílica:

El tabernáculo de Santa María de Elche y su valor conceptual / Alejandro Cañestro

Interesante artículo académico sobre la restauración de la portada del Sol:

Seguimiento de las entradas dedicadas al Legado Loty en Elche a partir de:

http://www.yporquenounblog.com/2011/11/fotos-antiguas-de-elche-el-fotografo.html



viernes, 15 de febrero de 2013

EL BOMBARDEO A LA CIUDAD DE ALICANTE EN 1691 Y LOS SOCORROS PRESTADOS POR ASPE Y ELCHE



EL BOMBARDEO A LA CIUDAD DE ALICANTE  EN  1691 Y LOS SOCORROS PRESTADOS POR ASPE Y ELCHE / Gonzalo Martínez Español
             Las Cartas que se exponen a continuación, pertenecen al fondo del Archivo Histórico Municipal de Elche[1]. Fueron escritas por los munícipes aspenses y remitidas a las autoridades patrimoniales residentes en Elche, en razón de la correspondencia mantenida durante aquellos días por los sucesos devenidos en Alicante. Las misivas nos dan testimonio de la participación de Aspe, que junto a otras villas y ciudades,  acudieron a defender Alicante del devastador ataque que sufrió la ciudad a manos de una escuadra francesa en julio del año 1691. Esta agresión se inscribía dentro del constante hostigamiento del rey Luis XIV, a los territorios de la débil monarquía española de Carlos II.
            Los acontecimientos se desenvolvieron de la siguiente manera. Una flota, compuesta por unos 50 navíos de diverso calado, había fondeado en aguas de Barcelona, y tras un breve bombardeo a dicha ciudad, dirigió su rumbo hacia el Sur. Cundió la alarma en el Reino de Valencia, y ante la situación, el gobernador militar de Alicante solicitó ayuda a diversos lugares. Con fecha 18 de Julio, el gobernador alicantino manifestó al Concejo de Elche:
            “Tengo orden del Señor Virrey en carta de diez y seis del corriente, que recibo con expreso para que se esté con la prevención devida en los lugares marítimos deste destrito respecto de que se han visto las Galeras de Francia desembarcar gente en la playa de Carmales término de la ciudad de Tortosa ...” Continuando la misiva: “ ... y recelo de que el disinio de aquella armada sea proseguir in navegación a nuestras Costas y assí importando al Servicio de su Mga que los socorros desta ciudad se introduzcan luego luego en ella sin dilación. Ordeno a Vmd. que en vista de ésta envíen sin pérdida de tiempo el primer socorro que toca a essa Villa previniendo el segundo para el otro Orden...[2]
            El  Concejo ilicitano se reunió ese mismo día en Sitiada con los administradores del patrimonio señorial, que conformaban la denominada Junta y Sitiada Patrimonial, acordando lo siguiente:“...Es remeta en continent el primer socorro de quaranta homes a la ciutat de Alacant, y sels done a cascu un real cada día...[3]
                La Junta y Sitiada Patrimonial ilicitana era la cabecera política y jurisdiccional en la demarcación del Marquesado de Elche y baronías agregadas, asumiendo las directrices de gobierno en situaciones de emergencia. Por ello, sin dilación remitió correo a Aspe para que la villa estuviera prevenida y enviase un socorro a Alicante, ya que el desarrollo de los acontecimientos parece indicarlo de este manera. El día 21 de julio, fecha en que se precipitan los hechos, tenemos el primer comunicado de las autoridades aspenses a la Junta y Sitiada de Elche:                                                                                                                                                                                                                                                                                                      
                                               CARTA   nº  1

                                    Muy Sres mios en vista de su carta
                                   de Vmdes hemos hecho la delijencia
                                   de Juntar sinquenta hombres con mu
                                   cho trabajo por la falta de armas y
                                   de dinero y aver enbiado trienta hom
                                   bres a la ciudad de alicante y agora çe
                                   an de quintar para el batallon porque
                                   asi lordena el governador General de
                                   origuela, la villa escrive representan
                                   do a Vmdes los pocos medios que tienen
                                   y asi todos nos avemos de alentar para
                                   cumplir a la obligasion de entranbas
                                   majestades. yo quedo al servisio de
                                   Vmdes esperan. me manden muchas
                                   cosas de su gusto  Cuya vida guarde el
                                   sielo como puede  aspe y Julio a
                                   21 de 1691
de Vmdes q. l. m. b. s.
                                   este su mayor servidor

                                                           Vte almodovar

                                    Sres de la Junta patrimonial

            En esta misiva, observamos las primeras medidas adoptadas por los munícipes aspenses obedeciendo el mandato de la Junta. Han reunido 50 hombres y enviado en primer socorro 30 hombres a Alicante. Asimismo manifiestan la escasez de medios (dinero y armas) que va a ser una constante, y comunican el mandato del Gobernador General de Orihuela que ordena formar quintas para un batallón. En ese mismo día, el gobernador de Alicante remite carta al Concejo Ilicitano, demandándole segundo socorro ante la gravedad de la situación, expresando:
“Habiendo acabado de recibir carta del Justicia de Calp que la armada francesa estava a la vista caminando assí a Poniente con sus navíos y galeras, me avisan poco después del Castillo desta ciud . que se van descubriendo las velas. Por lo que conviene al servicio de su Magd que en vista de ésta sin ninguna dilación y luego luego imbien el segundo socorro a ésta...[iv]
            Elche, al igual que otras villas y ciudades, estaba obligada por leyes y convenios a auxiliar a la ciudad de Alicante en casos de guerra, prestando socorro ordinario y extraordinario. Sus compromisos implicarían a los pueblos que regentaba el Marquesado. Este día reunido el Concejo con la Sitiada deliberó:
            “... que demana el segon socorro en causa de averse descubert desde lo castell de la ciutat de alacant la armada francesa, per ço la pnt sitiada dellibera es remeta en continent lo segon socorro de tota la gent que es puixa juntar: y sels done d´ajuda de cosa a cascum home un real y polvora y bales...[v]
            La Sitiada acordó hacer una “Crida” o llamada general a la población ilicitana, comunicada públicamente mediante un pregonero a golpe de voz, trompeta y tambor. Los contenidos de la Crida serían muy similares para Aspe, en ella se manifestaba:
            “Notifiquem a totes y qualsevols persones desde edad de digüit anys fins sinqta no sien gosats de heixir de dita vila sens orde y llisencia de ses Mds, avis de ab ses armes acudixquen a la plaza major de dita vila sots pena de sinqta  lliures de moneda y dos mesos de presó al que contravendra, e asó per aver tengut avís y noticia del noble Dn  Jame Ant. Borrás del Consell de Sa Majd portantveus de gnarl Gvor de la ciutat de Alacant, y regne de Valencia de Sa Sexona ab carta del día de güi, de estar la armada de francia, prop de la ciutat de Alacant, puix la an descuberta desde lo castell, y importa al servicio de sa Majd el remetre en continent tot lo socorro que es puixa juntar: per a la major precaució y custodia de aquella plaza...[vi]
            Alicante estaba mal guarnecida, fue reforzada con gentes que acudieron desde numerosos lugares de la geografía alicantina: Orihuela, Jijona, Onil, Ibi, Castalla, Biar, Elda, Novelda …, e incluso enviaron ayuda varias ciudades y pueblos de Castilla.
            La tarde del 21 de julio la armada francesa fondeó en la bahía alicantina. La integraban catorce navíos, veinticinco galeras, tres pontones y ocho bajeles menores. La mañana del 22 de julio, el Conde D´Estrees almirante de la flota, envió a la plaza un emisario notificando que bombardearía la ciudad si ésta no se rendía, y obviamente pagaba una contribución. Las autoridades alicantinas comunicaron al interlocutor su firme decisión de no pactar con el mariscal francés y se aprestaron a organizar la defensa de la plaza. Repartieron los hombres por las zonas fortificadas, tomando armas incluso eclesiásticos y frailes, procediendo a levantar trincherones en la Playa de Babel, que carecía de defensas y era el sitio más indicado para intentar un desembarco, y evacuaron a las comunidades religiosas a lugares más seguros.
                Sin embargo, la ciudad adolecía de suficiente artillería, siendo muy escasa, ya que únicamente disponía de cuatro cañones, cinco culebrinas y algunas piezas más de corto alcance. Ante la negativa, D´Estrees ordenó a su flota que tomara posiciones. A primera hora de la tarde comenzó el bombardeo, arrojando bombas y carcasas de siete y ocho arrobas de peso, Aterrados los alicantinos por la lluvia de fuego y metralla, abandonaron la población buscando refugio en campos y pueblos vecinos, a excepción de las fuerzas militares que la guarnecían.

            En idéntico día Aspe envía un 2º comunicado a Elche:

                                                               CARTA  Nº  2

                                   Muy Sr. mio Recibimos la de Vmd con
                                   el mismo propio, que Inbiamos
                                   ésta. y en su respuesta decimos
                                   que emos juntado  el Consejo par
                                   ticular, y se a resuelto, el que se In
                                   vien 50 hombres y que de la co
                                   bransa de las bulas se tomase pa
                                   ra socorrerlos, y aviendo echo dha
                                   diligencia no se an hallado
                                   en poder del cobrador so las 15 L
                                   de las cuales se an tomado 5 L.  pa
                                   ra polvora y balas, que se an
                                   despachado por ellas y las cosas
                                   las lleva el cabo que es la persona
                                   de Franco alenda, de franco. La caussa
                                   de no Inviar más gente es, por ha
                                   ver Inbiado a Alicante, prime
                                   ro, y segundo socorro de gente y te
                                   ner horden del Gr. governador
                                   de origuela. A que se passe mues
                                   tra oi mismo, de la gente que
                                   toca a esta villa para la Com
                                   pañia del Batallon hordina
                                   rio. Esta villa se halla con la
                                   inpusibilidad que Vd no Ing
                                   nora, y no sabemos por donde  \ v
                                   nos emos de echar, quedamos con el
                                   sentim.to devido, de que Vd no quede
                                   servido como lo hordenava. assi
                                   por ser horden de Vd como del servi
                                   cio de Su Exa y del Rey nto Sr dios
                                   les gde que es qto se nos ofrece dios
                                   gde a Vd ms años. Aspe y Julio
                                   22 de 1691
       
                                   De Vd. q. s. m.  B.smos

                                   Bautista Pastor             Franco cremades
                                        justicia                            jurado
                                          Po gomez          Pedro bonmati
                                               jurado                   jurado

            Observamos las decisiones adoptadas por el concejo aspense. Han reunido y enviado 50 hombres a Elche, seguramente para reforzar la plaza y los lugares marítimos de la ciudad, en previsión de un posible ataque francés, se ha tomado el dinero de las bulas para socorrerlos; notifican haber enviado primero y segundo socorro a Alicante y se disculpan de no poder enviar más gente por tener que reservarlos para una compañía que ordena componer el Gobernador de Orihuela.

            Mientras tanto las autoridades ilicitanas expresan en la Sitiada del día 22:
            “ ... que la vila es troba tan exausta e impossibilitada com a tots consta: y actualment es troba ab la obligació tan presissa de aver de subvenir los gastos de la gent que a anat al socorro de la ciutat de Alacant, Castell de Sta Pola, Torres y Compañía dels cavalls que esta corrent la costa marítima del destricte de dita vila, per causa de estar la armada de francia bombejant la dita ciutat y així que es vejia y prenja la resolució que convinga per a acudir a dits gastos y socorros...” Deliberando la Sitiada: “... que es done recab per lo subsindic de dita vila a d´aquelles persones que tenen caudal per a que presten algunes cantitats y de elles, se acuda asistir y pagar dels gastos y socorros, son signant per a la satisfació dels prestamos les rentes de dita vila, fent los vales...[vii]
            En esta reunión municipal, la villa ilicitana expresa el agotamiento económico de la ciudad, pues ha tenido que sufragar los gastos que han ocasionado los socorros enviados a Alicante, unidos a los que originan la vigilancia y prevención de las zonas marítimas de su demarcación. Además por lo que se deduce de las cartas aspenses, con sus reiteradas manifestaciones de escasez de medios, también financiarían gran parte de los gastos originados en pertrechar a las milicias de Aspe. Por ello el municipio acude a personas acaudaladas para que presten dinero, siendo un grupo de once personas las que aportaron un total de 274 libras[viii].
            La escuadra gala,  siguió disparando sus proyectiles durante toda la noche sobre la ciudad, y al alba del día 23 los franceses intentaron realizar un desembarco en la playa de Babel, pero fueron rechazados por las fuerzas que guardaban el trincherón, teniendo que retornar a sus lanchones. Tras el fallido intento, D´Estrees redobló sus disparos asolando la plaza, pero a mediodía suspendió el fuego enviando un segundo parlamento, para explorar el ánimo de los sitiados. Sus proposiciones fueron rechazadas y continuó lanzando sus bombas. Ese día se personó en la ciudad el Obispo de Orihuela, don Antonio Sánchez de Castellar, trayendo varios carros de provisiones, animando y confortando a las tropas que defendían la sufrida plaza.
            Indignados los alicantinos por la crueldad con que les trataba la flota del Conde D´Estrees, saquearon en la misma tarde las casas de los franceses que residían en la ciudad, matando a dos galos que estaban escondidos, y  cometiendo algunos sujetos actos de pillaje en las casas de los vecinos que habían huido.
En este día se despacha un nuevo comunicado a Elche:
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    CARTA  Nº  3
                                   Sres recibimos la de Vmds de el
                                   día de oi y desde luego quedamos
                                   haziendo las diligencias y preven
                                   ciosiones que Vmds nos dizen  Y a
                                   nosotros nos tocan. Solo se nos
                                   ofrece el decir a Vmds que armas
                                   serán dificultosas el que se hallen
                                   para que la gente se arme. assi
                                   mesmo. dezimos a Vmds que aca
                                   ay horden del Gdor de origuela
                                   y el auditor Gral para que se con
                                   ponga la compañía del Batallón
                                   que se compone de diferentes lu
                                   gares, con horden del Sr Virrey
                                   para el segundo avisso. y assi Vmds
                                   vean si dha compañía o la
                                   parte que a esta villa le toca
                                   la emos de obligar para que
                                   salgan en la ocasión prte
                                   porque nto fin es de no faltar
                                    a nta obligon, ni arriesgarnos
                                   a que el Sr virrey nos de su pe
                                   sar . y también las de mas com
                                   pañías de milicia Si viene hor
                                   den de Gdor  de Alicante pa
                                    ra que bayan a socorrerles
                                   a donde se a de acudir. Para
                                   todo Inbiamos propio, y que Vmds
                                   nos den aviso de lo que emos / v
                                   de hazer. dios gde a Vmds ms años
                                   Aspe y Julio 23 de 1691

                                   de Vmds q. s. mnos  Besan

                                   Bautista Pastor          Franco  Cremades
                                         Justicia                        jurado
                                               Po Gomis                 Po Bonmati
                                                 jurado                         jurado
               
            En esta carta, el Justicia y Jurados de Aspe expresan su contrariedad respecto a lo que deben hacer con la compañía que han formado, y preguntan si han de obligar a que salga en el momento presente, y dónde deben acudir para el socorro de Alicante.
            Mientras tanto, la escuadra gala suspendió el fuego la tarde del 24 de julio, habiendo arrojado más de 3.000 bombas desde los inicios del bombardeo  en el día 22. La escuadra francesa permaneció tres días sin hostigar la ciudad, circunstancia que aprovecharon los alicantinos para abastecer la ciudad con víveres y nuevos refuerzos.
            La última carta conservada fue remitida con fecha 26 de Julio:

                                               CARTA  Nº 4                                                                                                                                                                                                                        

                                   Señores de la Junta y  Sitiada
                                   patrimonial.       

                                   Mui señores mios emos recibido la 
                                   de Vmds de 25 - oi que contamos 26
                                   a las tres de la mañana y vemos por
                                   ella lo que nos avisan de aver lle
                                   gado la compañía al Castillo, en
                                   raçon del socorro y aprovecharé-
                                   mos de acer quanto basten las
                                   fuerzas de esta villa, en quanto la
                                   prevención de los 50 hombres que nos                                                                             avisan se ará quanto se pudiese
                                   por que la jente está con buenos ani
                                   mos de çerbir a Su Majd que dios gde
                                   y a nuestro amo =  solo tenemos
                                   falta de armas, y en esa parte
                                   abrán de suplir lo Vmd quando ben
                                   ga la ocasión quedamos al serbicio
                                   de Vmd como puede semos menester Aspe
                                   y Julio 26 de 1691

                                   de Vmds q. l. m. b.samos

                                   Bautista  Pastor           Fco Cremades
                                         Justicia                       Jurado
                                                Po  Gomis             Po Bonmati
                                                  Jurado                     Jurado

                En este documento comprobamos, que se resolvió enviar la compañía a Elche, pues en ella se anuncia de que ésta ha llegado al Castillo, quizás de allí marchara a reforzar Alicante con otras milicias del señorío, aprovechando el intervalo en que estaban suspendidas las hostilidades; además se solicita al Concejo de Aspe una nueva provisión de 50 hombres, a lo que accede sin obstáculo, sólo que no tienen armas y que debería proveer de ellas la Junta de Elche.
            El almirante francés ordenó reanudar las acciones bélicas en la tarde del 28 de Julio, en esta nueva ofensiva arrojaron más de 500 carcasas incendiarias, pulverizando la mayor parte de los edificios que se mantenían en pie. A la madrugada suspendió el fuego reordenando la flota, acercándola a la ciudad para un posterior cañoneo más virulento.

            La mañana del 29 de Julio, la contienda dio un vuelco total, se divisaba en alta mar la Escuadra Real Española, compuesta por 22 buques de vela. Los franceses, puestos en alerta, levaron anclas y zarparon aceleradamente hacia sus puertos, perseguidos por la Armada Real  Española, que no llegó a enfrentarse a ellos.
            La ciudad de Alicante salió airosa del asedio, aunque pagó un alto precio por su resistencia, resultando muy dañada. Las bajas fueron poco numerosas, pero de las 2.000 casas con que contaba la ciudad, tan sólo 200 no fueron derribadas; las iglesias y conventos aguantaron, aunque se resintieron notablemente, lo mismo que murallas y baluartes. La Casa Consistorial fue totalmente destruida, y en su lugar se levantó el actual edificio que hoy conocemos, el archivo alicantino se quemó salvándose muy pocos documentos. El Concejo alicantino  solicitó ayuda al rey Carlos II, quien concedió 4.000 libras para ayudar a reconstruir la ciudad.
El bombardeo francés puso a  prueba la resistencia  del pueblo alicantino y de las milicias auxiliares que acudieron desde buen número de pueblos y ciudades en defensa de la plaza. Los asediados respondieron con entereza  y valentía ante un enemigo militarmente mejor pertrechando, inscribiendo una página repleta de valor y sacrificio en la historia de los pueblos alicantinos.                                                  

                                                          
NOTAS Y FUENTES:

JOVER, Nicasio Camilo: Reseña histórica de la ciudad de Alicante. 1863. Ed. facs. 1978.
            VIRAVENS Y PASTOR, Rafael: Crónica de la Muy Ilustre y Siempre Fiel Ciudad



[1] Archivo Municipal de Elche. Legajo H -176 -  doc. 7. Cuatro Cartas dando cuenta de los socorros prestados a  Elche y Alicante por las autoridades de Aspe.
[2] A. M. E. Libro de Sitiadas b / 23  1689-1694. Carta del  gobernador de Alicante al Concejo y Sitiada de Elche. Alicante, 18 de julio de 1691.
[3] Idem..
[iv]A.M.E. Libro de Sitiadas b/ 23 1689-1694.  Carta del gobernador de Alicante al Conejo y Sitiada de Elche. Alicante,  21 de Julio de 1691.
[v] Ídem, Junta de la Sitiada. Elche, 21  de  julio de 1691.
[vi] Ídem
[vii] Ídem. Junta de la Sitiada. Elche, 22  de  Julio de 1691.
[viii] Ídem.

 Recursos digitales:


Material de interés, con excelente análisis de la cartografía histórica:
EL DESVÍO DEL CAUCE DEL BARRANCO DE SAN BLAS EN ALICANTE: PROYECTOS REALIZADOS DESDE 1721 HASTA 1787 / Víctor Echarri Iribarren, en Biblio 3W REVISTA BIBLIOGRÁFICA DE GEOGRAFÍA Y CIENCIAS SOCIALES, Universidad de Barcelona,  Vol. XVI, nº 954, 25 de diciembre de 2011 




 Material de la exposición :
en especial:
ROSSER LIMIÑANA, Pablo. La Destrucción de Alicante en el Bombardeo Francés de 1691: las Consecuencias en el Sistema Defensivo de la Plaza. En:  Nace una Ciudad. Origen y Evolución de las Murallas de Alicante [en línea]. Alicante: Concejalía de cultura, 1995, 55 pp. [Consulta 15/01/2012 a las 17 h.]. Disponible en: http://www.alicante-ayto.es/documentos/cultura/publicaciones/nace_una_ciudad/09.pdf


Fotografías:
Bomba en Santa María

Grabado del libro de Espinalt

grabado Alicante 1575: