domingo, 2 de octubre de 2016

Una visita apresurada a la torre Ibarra


Ante la aparición de noticias en diversos medios de comunicación relativas a la ampliación del Parque Industrial de Torrellano al NE de su emplazamiento, hasta la A-7, que incluirá con toda probabilidad a la Torre Ibarra y edificios anexos, decidí acercarme y ver el estado de la misma. Al día siguiente de mi visita se confirmaba la compra por el Ayuntamiento de Elche de la Torre a la sociedad de garantía recíproca que administra la insolvencia de Ilidexsa, anterior propietaria de la Torre. Y aunque parece que hay voluntad para no derribarla es necesario puntualizar que además de la torre hay un conjunto de edificaciones adosadas o anexas al edificio principal que van desde finales del XIX hasta prácticamente ahora, en un conjunto no exento de interés arquitectónico. Y además debería considerarse la mina y las infraestructuras hidráulicas derivadas como un elemento anexo de excepcional interés, y ser incluido en las actuaciones de protección en previsión de que pueda suceder algo parecido a lo que en su día pasó con la mina de Ferriol situada hoy bajo el vertedero de inertes. algo que acertadamente puso de manifiesto Sergio Gez en su blog Rutas y Vericuetos


La Torre vista desde el Este
1. El origen de la propiedad.
José Brú y Piqueres (1797-1861) propietario de la torre y edificios anexos fué uno de los personajes centrales de la vida política local y provincial del XIX. El liberalismo político, con su papel histórico de disolución de las estructuras señoriales y los privilegios de las clases nobiliarias, tuvo en él un ejemplo paradigmático, portador en consecuencia de una nueva visión económica; buena prueba de ello es su interés por la inversión productiva en la agricultura. Bru y Piqueres fué accionista entre otras, de la sociedad La Sonda Artesiana, compañía dedicada a la búsqueda y obtención de aguas para riego mucho antes de que se implantara la elevación de las aguas sobrantes del Segura. 
Detalle de la porchada

2. El edificio
Una ajustada visión del edificio lo tenemos aquí:

Denominación: Casa de la Mina, debido al lugar. También conocida como Torre de Ibarra. Localización: Torrellano Alto, cerca del cementerio de Torrellano. Propietario: de la casa principal D. Diego Ferrández Bañón, y de la casa anexa D. Vicente Agulló Ruíz. Época y estilo: la casa principal situada al Este responde al tipo de alquería clásica es la construcción inicial que puede datarse en el s. XIX, correspondiendo su origen a la mejora social y económica de la burguesía media-alta de Elche que se inclina claramente por la inversión en el campo. Posteriormente, conforme se desarrollaba la vida en la finca se construyó la casa de origen más modesto (derivación de la alquería) habitada por los labradores en la parte de poniente. A continuación se mejoró la finca con la construcción de la torre en 1930 y más tarde de la biblioteca, el garaje, el lavadero y el corral posterior. Finalmente se construyó la capilla en los años 50. Todo el conjunto forma un gran caserío donde llegaron a convivir hasta cinco familias. Uso habitual: en estos momentos habitada por dos familias con función de "caseros". Nivel de protección: ambiental, elementos principales: el porche, las fachadas con su composición, elementos y materiales, y el esquema organizativo. Obras permitidas: se ha de respetar siempre la ocupación en planta de la torre y la casa, su perímetro, alturas y número de plantas, distancias a linderos y ejes de caminos. Todos los elementos citados en el apartado anterior, serán siempre los mismos que los del edificio primitivo. Datos jurídicos: no se conocen. Estado de conservación e intervenciones: buen estado. No ha tenido intervenciones importantes pudiendo citar como intervención reciente la tabicación de las ventanas de la torre por problemas de filtraciones de agua. Tipología arquitectónica: esta construcción agraria es un ejemplo de unión entre una alquería y caseríos multifamiliares del campo de Elche sin un plan previo de realización. Describiremos primero la casa principal situada en la parte oriental de todo el conjunto, correspondiente a la alquería clásica según diversas tipologías sobre arquitectura popular de la zona. Es una gran casa de planta rectangular con planta baja y piso. La fachada principal está orientada al Sudeste, con una gran "porxà" que protege la casa en el verano del calor y se extiende hacia el lateral en forma de ele. Destacan además sus grandes puertas y ventanas que le dan señorío. En la planta inferior existen dos viviendas independientes y el gran zaguán, por el que se accede a la capilla y a la escalera. Las viviendas estaban destinadas a los "caseros" y familias que trabajaban en el campo. Están compuestas de dormitorios, cocina, aseo y despensa. En la parte posterior hay patios con almacenes y dependencias relacionadas con las tareas del campo. Como la propietaria era católica muy devota y con la edad ya no podía realizar grandes desplazamientos, mandó construir la capilla a la que se accedía por el zaguán y a través de un balcón en la planta superior. Esta capilla es de planta en forma de cruz, formada por dos grandes bóvedas de cañón que se encuentran para realizar una pequeña cúpula. El Cristo que preside el altar fue traído de Madrid y en un principio la iglesia no le autorizó a la dueña a impartir misa. En el exterior se observan las aberturas en el arranque de la cúpula que dan iluminación en el interior. La gran escalera por la que se sube a la planta superior, es la base de la torre desde la que se observa toda la extensión de la finca. La escalera, en las primeras plantas, es de tres tramos, dejando un gran ojo cuadrado en medio por el que se puede apreciar todo el recorrido de subida. Ya en la planta de arriba se encuentra la vivienda de los propietarios o "senyorets". En primer lugar tenemos la entrada a modo de recibidor, por el que se accede a todas las dependencias. Con la terraza se comunican el comedor, dormitorio de huéspedes, salón-estar y el dormitorio principal, es decir, las habitaciones más destacables.
Puertas y ventanas abiertas y cristales rotos en el piso superior

 Aunque la casa en si está cerrada, lo que he visto no me ha gustado pues arriba se pueden observar puertas abiertas, ventanas sin cristales, etc., un conjunto de signos que anuncian una ruina inminente, algo que se prolonga en los patios y construcciones anexas, abiertas y accesibles. 
Detalle de la porchada
    La casa de la Mina como aún se denomina a la Torre aún conserva parte la infraestructura hidráulica necesaria para transportar y almacenar las aguas procedentes de la mina de Saladas que discurre soterrada por el paraje del Hondo de la Mina y cuyas lumbreras aparentemente concluyen justo en el portell de la Mina por donde discurre el camino de Torrellano a Saladas. Las aguas que aportaba eran vendidas a los agricultores de la zona a un precio a veces notable hasta hace relativamente poco. 


El edificio principal conserva además una capilla anexa construida en la década de los 50 del siglo pasado. Resulta interesante comparar la visión que nos ofrece Manu Serrano en su blog, con la que presenta ahora. Podría poner comentarios pero la mera visión de las fotos, con la palomina amontonada por doquier es suficiente.
 
Acumulación de palomina en la capilla

3. La Mina y otras infraestructuras hidraulicas
Desconozco en estos momentos donde se encuentra el acceso original a la mina o bocamina en las inmediaciones de la finca, aunque alguna de las lumbreras parece haberse habilitado como entrada. A lo largo del Fondo de la Mina / Hondo de la Mina, en realidad una cuenca semiendorreica entre la Sierra Larga y Colmenares, pueden observarse en una alineación perfecta sucesivas lumbreras de aireación en su mayor parte tapadas. Algunas presentan peculiaridades y posiblemente la mina está aún en funcionamiento aportando agua. 

Alineaciiones de lumbreras en superficie





Junto a la torre discurre un cauce hoy bastante modificado por el que circulaban las aguas de avenida procedentes del hondo de la mina a través del portell y aún pueden observarse restos de elementos para encauzar esas aguas hacia las tierras de la Torre Ibarra, de manera que se aprovechaban al máximo.
Algarrobo monumental 
Noticias de prensa:
http://www.diarioinformacion.com/elche/2016/09/21/elche-ultima-compra-90000-metros/1808038.html
http://www.diarioinformacion.com/elche/2016/09/13/ampliacion-parque-industrial-deja-lado/1804894.html
http://www.diarioinformacion.com/elche/2016/09/27/pimesa-compra-sociedad-garantia-reciproca/1810196.html

Entradas de interés
http://partidasrurales.com/articulos/elche/salades?start=1

https://rutasyvericuetos.blogspot.com.es/2016/04/hondo-de-la-mina_29.html

https://rutasyvericuetos.blogspot.com.es/2014/10/las-aguas-de-la-perdiguera.html

http://drsoler.com/blog/mina-torre-partida-saladas/


No hay comentarios:

Publicar un comentario